Publicado el 07/07/2018 - 07:00 Hs.

Carrió volvió a ningunear al radicalismo y el silencio se adueñó del Comité Provincia

La diputada nacional se autoproclamó como líder del partido centenario: “los manejo yo desde afuera”, dijo. En su gran mayoría, los dirigentes radicales eligieron el silencio. Sólo un puñado levantó la voz y la calificó como “irresponsable e irrespetuosa”.

“El que calla otorga”, reconocido dicho popular que se ajusta a la coyuntura política que vive la interna de Cambiemos. Es que, la diputada nacional y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, disparó una vez más hacia dentro de la alianza gobernante y esta vez las balas dieron todas de lleno en la Unión Cívica Radical.

Sin pelos en la lengua, Carrió se autoproclamó como la mente detrás de las decisiones que toma el partido histórico. “Al final, los radicales tienen que reconocer que están con una ex miembro (en referencia a ella misma) que los maneja desde afuera”, disparó en Paraná, Carrió.

Como si eso fuera poco, agregó: “¡Es divino! ¡No saben! Es el mayor castigo por misóginos. Nos mandaban a las convenciones a servir empanadas y ahora los manejo yo desde afuera”.

Claro está, la diputada nacional se apoya en una premisa que en el Pro, al menos bonaerense, celebran a la hora de sentarse a discutir entre las fuerzas que componen Cambiemos. “Ella no pide cargos, el radicalismo cuando se queja quiere algún cargo. Carrió no, lo que ella pide son actitudes políticas”, sostuvo uno de los hombres cercanos a la mesa chica amarilla.

En ese sentido, ella misma dejó ver ese rol que maneja dentro de la alianza y en el mismo encuentro en Entre Ríos, remarcó: “Yo no quiero cargos. Y nadie puede vencer al que no quiere nada. Si yo tuviera interés, habría una interna y no tengo interés en ningún cargo. En consecuencia, la alianza (Cambiemos) está asegurada. Y los radicales harán lo que nosotros digamos”.

Con dicho panorama, fueron pocas, por no decir nulas, las respuestas esbozadas desde el radicalismo contra la diputada nacional que se proclamó como conductora del partido centenario aunque ya no pertenezca más a su estructura.

Incluso, en lo que parece una nueva edición del refrán popular “el que calla otorga”, el Comité Provincia que lidera el vicegobernador Daniel Salvador optó por el silencio absoluto y dejar que las declaraciones de Carrió se mantengan sin ningún tipo de desmentida.

En la misma sintonía, los legisladores bonaerenses y los intendentes, optaron por bajar la cabeza y no sentar postura luego de la viralización de la ninguneada de la Coalición Cívica para con la UCR.

Hasta el momento, solamente el diputado nacional Sergio Buil recogió el guante y, sin chicanas de la politiquería, manifestó a La Tecla que ocurre “todo lo contrario a lo que señal Carrió”. En ese sentido, detalló: “desde el ámbito que me toca actuar que es el legislativo, hay un interbloque en el que está al frente un radical como Mario Negri, que lleva la voz de nuestras posiciones. Y otros radicales como Luis Petri, vicepresidente de la Cámara y con activa participación en los temas de justicia, o en el tema de la regularización dominial (en villas y asentamientos), el miembro informante fue Fabio Quetglas, otro radical”.

“Supongo que lo que está buscando ella, como todos nosotros, es que las cosas mejoren, planteando distintas cuestiones con ese objetivo. No creo que haya una mala intencionalidad personal ni política. Al contrario, a veces la política es tan especial que cuando uno busca contribuir para que las cosas mejoren dice alguna frase o interpreta algo que lo puede llevar a decir algo que pueda ser malinterpretado. Pero no creo que sea por desequilibrada ni que esté buscando perjudicar a alguien en particular”, sostuvo Buil.

Por su parte, desde San Cayetano, el intendente Miguel Angel Gargaglione fue otro de los que se animaron a levantar la voz contra la diputada nacional. “Últimamente se equivoca bastante con declaraciones, algunas por error, y otras como esta de manera irresponsable e irrespetuosa”, sentenció el alcalde de la Quinta sección electoral.

Asimismo, el senador por la Cuarta sección electoral, Agustín Maspoli, remarcó que "no es así" y que es "una provocación innecesaria" de parte de Carrió.

Así, con unas pocas voces en defensa del partido centenario, la gran mayoría del radicalismo y particularmente el Comité Provincia que conduce Salvador, optaron por el silencio ante la ninguneada de la Coalición Cívica.

www.latecla.inf

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad