Publicado el 16/05/2018 - 18:57 Hs.

Macri dio por terminada la etapa del “gradualismo” y respaldó al equipo económico

El presidente Mauricio Macri consideró terminada la crisis del dólar y las Lebacs y se enfocó en la necesidad de reducir el déficit. Además, reforzó la idea del diálogo político para sacar el país adelante y confirmó a los ministros.

El presidente Mauricio Macri inició esta tarde, pasadas las 17.20, una conferencia de prensa desde la quinta de Olivos, en la que abordó la problemática económica que sacudió al país en los últimos días a partir de las corridas del dólar y el vencimiento de más de 600 mil millones de pesos en LEBACS.

En la misma jugada, dio por terminada la etapa del gradualismo, al sostener la necesidad de reducir el déficit fiscal, un pedido que, se descarta, vendrá de parte del Fondo Monetario Internacional si se arriba a un acuerdo. Como contrapartida, descartó que se busque una flexibilización laboral.

Macri abrió el diálogo con una frase tajante: “Consideramos superada la turbulencia cambiaria”, dijo, tras lo cual se centró en marcar diferencias entre los coletazos de la crisis de las últimas semanas con el fantasma de 2001. “Tenemos la experiencia del pasado del cual aprendimos”, opinó.

“Vivimos un clima distinto”, aseguró Macri y pidió “hacer un balance de lo que pasó” para “entender cuál es el problema central de los argentinos”. Claro, hablaba del “déficit fiscal”. “Estamos gastando más de lo que tenemos, es una carga no solo para la sociedad, sino que nos genera una vulnerabilidad. Dependemos de que el mundo nos de dinero”, razonó.

También abordó la convocatoria al Gran Acuerdo con senadores y gobernadores.“Tenemos que sentarnos todos y hacer un gran acuerdo para generar algo que los argentinos arrastramos este problema desde hace más de 70 años”, afirmó.

Las frases más fuertes de Macri.

Ratificó el equipo económico. Tenemos un buen equipo, se demostró esta semana resolviendo la turbulencia y encarando el problema con el Fondo Monetario, con una negociación profesional y técnica.

Los argentinos necesitan tener previsibilidad. Evitamos una crisis que sí nos llevaba al 2001 (…) pero seguimos con el mismo problema de fondo.

No estoy acá para ser políticamente correcto. La autocrítica que me hago, por mi personalidad y temperamento, siempre he sido muy positivo.

La segunda autocrítica desde el 28 de diciembre hemos tenido problemas de coordinación con el gabinete económico y el Banco Central.

Vamos a delegar como corresponde la baja de inflación al BCRA. Lo que queda claro y ratifico que es fundamental bajar la inflación. Es lo que más castiga a los que menos tienen y a los trabajadores.

El mundo empezó a girar. Sabíamos que iba a aumentar la tasa de interés, sabíamos que este era un riesgo por delante

FMI

Reducir el déficit es dar garantía de que vamos a poder devolver el dinero que nos prestan.

Ellos nos van a decir en qué números nos sentimos cómodos en la reducción, pero después cómo lo reducimos es un problema de nosotros.

Nosotros vamos a hacer un buen acuerdo, que garantice el crecimiento. No tenemos nada que ocultar.

El FMI no habló de leyes laborales. Ni tampoco del tipo de cambio. Somos precisos, decimos exactamente lo que se habla. No hay agendas ocultas.
Acá nadie nos va a condicionar. 

INFOCIELO

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad