Publicado el 26/12/2020 - 06:45 Hs.

Autovía Pilar-Pergamino: Quince años esperando su inauguración

Anunciada en 2005 y reanunciada en innumerables oportunidades los habitantes del corredor vial siguen esperando que se concluyan las obras.

S

i bien en los últimos dos años hubo un avance considerable en la cantidad de kilómetros completados, el proyecto de unir Pilar, en el Gran Buenos Aires con Pergamino, en el norte de la Provincia, ha tenido marchas y contramarchas; inauguraciones de tramos en distintos sectores de la traza, "movimientos de tierras", licitaciones y anuncios, todo ello matizado por permanentes quejas y pedidos de parte de la gente usuaria del sector.

Es preciso destacar que el Corredor Vial de la Ruta Nº 8 es de vital importancia para el desarrollo económico del país; por su trazado circula gran parte de la producción exportable y es una vía de comunicación entre ciudades de gran importancia estratégica; desde hace más de 20 años los especialistas en organización del tránsito y seguridad vial vienen señalando que es una ruta obsoleta cuyo nivel de circulación excede en gran medida la capacidad para la que fue diseñada.

En 2005 se presentó el trazado y se anunció su construcción, pero desde entonces hasta 2016 sólo se había concretado un tramo de 16 km en el área de Pilar, aunque en el extremo opuesto del corredor se había avanzado en la concreción de las obras, no había tramos pavimentados y restaba todavía un gran trabajo hasta poder inaugurarlos. En noviembre de 2006, el gobierno de Néstor Kirchner concesionó a la unión de empresas Corporación América (del empresario Eduardo Eurnekian) y Helport SA la instalación de un sistema de peaje para la construcción, mantenimiento, administración y explotación de una autopista entre Pilar y Pergamino. La promesa era terminar la autopista con dos carriles de cada lado en seis años pero a los dos años se dio por suspendida la concesión cuando solo se habían concluido nueve kilómetros de obra. Por común acuerdo y con el pago de una indemnización al grupo privado, se rescindió la concesión y desde entonces hubo muchos cambios, ajustes y cambios de licitación. Enumerarlos detalladamente bien podría generar material para escribir un libro.

Luego de la asunción de Mauricio Macri, el entonces ministro de Transporte Guillermo Dietrich anunció que la autovía era un tema prioritario y a partir de entonces se comenzó a notar un importante desarrollo, a punto tal que en octubre de 2019 se inauguró en las proximidades de nuestra ciudad un tramo de 8 kilómetros que conecta la Ruta 8 con la 188.

Finalizado el mandato de la alianza Juntos por el Cambio, la nueva administración encabezada por Alberto Fernández y con Mario Meoni como encargado del área mostró intenciones de continuar con las obras. Sin embargo, la Pandemia de Covid 19 y los inconvenientes con algunos tramos de la licitación generaron incertidumbre sobre la fecha de finalización.

La obra de la autovía está dividida en nueve tramos que fueron licitados por separado, la mayoría se de las adjudicaciones se concretó en la época del kirchnerismo pero si bien algunas empresas pudieron construir sin mayores inconvenientes los sectores asignados, otras (como el caso de Iecsa, adjudicataria del tramo Arroyo Giles - Arroyo Gómez) tuvieron que enfrentarse al cambio del proyecto original y a un atraso considerable en la ejecución (el tramo debería haber estado terminado a mediados de 2017).

Con ese panorama y la generación de modificaciones que se hicieron durante los últimos tiempos, como la creación de un "bypass" a la altura de Fontezuela para poder conectar la Ruta 8 con la traza de la autovía, el sueño de los vecinos del corredor de ver la obra concluida tendrá que esperar algún tiempo más.

Respecto del "bypass" en declaraciones periodísticas el intendente municipal Javier Martínez informó días pasados que "se va a hacer un trabajo sobre un camino lindante que empalma el anillo de atrás del Aero Club con la curva de Fontezuela. Ahí hay unos 3 kilómetros de camino rural que van a  ser pavimentados y va a haber una unión con la autovía. El recorrido va a tomar la autopista en el aeroclub, va a bajar ahí, va a tomar un tramo de la 8 y se volverá a subir en Maguire. El ministro calcula que en un año y medio vamos a viajar por autopista salvo en ese tramo entre Fontezuela y Maguire que está diferido porque se trabó un contrato".

Es decir que, más allá de promesas y de inauguraciones de tramos cortos, cruces o rotondas, la obra todavía está bastante lejos de concretarse; existen partes (como la que va desde la zona de Fontezuela hasta la ruta 32 a la altura de Inta, pasando por debajo del camino al circuito de Motocross en el antiguo Camping Municipal) que están avanzados pero cerrados al tránsito. La traza que une Arrecifes con Capitán Sarmiento, una de las más necesarias teniendo en cuenta la orografía del lugar con subidas y bajadas que generan riesgo adicional) está prácticamente pavimentada en su totalidad y a la espera de su inauguración y el resto ofrece un panorama dispar.

Mientras tanto, los vecinos del corredor vial siguen solicitando la conclusión de las obras lo antes posible y con frecuencia alarmante los medios de comunicación informan sobre los numerosos siniestros viales de la Ruta Nº 8.

 

https://www.elpergaminense.com/

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad