Publicado el 01/02/2020 - 06:30 Hs.

Campana busca un acuerdo con Zárate para la disposición final de los residuos domiciliarios

Fuentes señalaron que funcionarios del más alto nivel de Campana y Zárate mantuvieron reuniones estratégicas, en las últimas horas con el objeto de llegar a un acuerdo que beneficie a ambos municipios en lo que respecta a la disposición de residuos domiciliarios.

Como se sabe, desde que la Justicia Federal dispuso la clausura del predio donde se disponía a cielo abierto la basura de ambas ciudades desde hacía casi 20 años, debieron comenzar a disponer la basura en el CEAMSE, con todos los costos por tonelada y de logística que eso implica, a razón de más de 3 millones de pesos mensuales por Distrito.

Desde aquella determinación del juez González Charvay de mediados del 2018, ambos municipios buscan una solución superadora que, a la vez de implementar medidas sustentables, logre evitar el alto costo que de un día para otro debieron afrontar para disponer los residuos.

En ese marco, Zárate está un paso adelante, pues ya tiene construida (aunque todavía no habilitada) una celda de confinamiento de Residuos Sólidos Urbanos en tierras linderas a las hoy clausuradas, que fue impermeabilizado en su base y que recolecta los lexiviados generados para su tratamiento.

Dicha celda, con capacidad limitada, ofrecería al municipio de Zárate en solitario una autonomía de 16 meses de disposición, vida útil que se acortaría a la mitad de disponer también Campana. Pero al compartir el recurso, facilitaría financieramente seguir construyendo más celdas a futuro, ya que el predio de Cóncaro, una ex tosquera, tiene capacidad física para disponer residuos por alrededor de 18 años más con la tecnología implementada.

1000 MICRONES

Según las mismas fuentes, una de las mayores dificultades a sortear se encuentra en conseguir que la OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable) apruebe la obra realizada por la administración de Osvaldo Cáffaro, en lo posible rápidamente, ya que no debería tener mayores inconvenientes dado que fue realizada siguiendo los estándares preestable-cidos. Sin embargo, se teme que los tiempos burocráticos del organismo de fiscalización demore la habilitación para operar.

Una vez lograda la certificación, todo indicaría que el acuerdo entre partes sería un hecho y el beneficio mutuo para ambas localidades, que descomprimiría el presupuesto de ambos municipios y normalizaría el vertedero de RSU (residuos sólidos urbanos).

Vecino al lugar que mantiene clausurado la justicia, el nuevo volcadero a cielo abierto se trata de una celda de aproximadamente 1 hectárea acondicionada bajo normas del OPDS. Fue sobreelevada unos 2 metros del nivel del suelo con tierra especial y cubierta con una geomembrana de HDPE de 1000 micrones, de manera tal que los lixiviados de la basura sean captados y tratados en una pileta de decantación, sin que tomen contacto con la napa freática del lugar.

El proyecto tiene previsto, también, una planta de recuperación y reciclado de plásticos y otros elementos, por lo que no se descarta la posibilidad que a futuro, los vecinos comiencen a separar su basura domiciliaria en origen. La ingeniería del proyecto está a cargo de la filial local de la empresa francesa Veolia.

FUENTE: La Auténtica Defensa

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad