Publicado el 09/11/2019 - 06:30 Hs.

Campana: Se cumplieron tres años del fatídico derrumbe en la Av. Rocca

El 8 de noviembre de 2016, alrededor de las 15:25 hs, se producía el lamentable colapso estructural sobre la avenida central, entre Becerra y Güemes, que se cobró la vida de tres operarios de la construcción. Hasta la fecha, solo uno de los señalados como responsables recibió una pena de prisión en suspenso, mientras que el otro aguarda un juicio oral el año próximo.

Aquel triste día martes, el centro de la ciudad se vio repleto de Policías, Bomberos, miembros de Defensa Civil, Brigada K-9 y Tránsito Municipal, junto a vecinos y comerciantes locales, luego de que un estruendo sacudiera y alertara a toda la zona: Se trató del derrumbe en una obra en construcción debido a que tres columnas que sostenían la losa por el lado derecho de la estructura habían colapsado, al parecer debido a inadecuadas condiciones del material utilizado para rellenarlas, que no las hacía capaces de resistir el peso del techo.

Tal como los rescatistas y transeúntes temían, tres trabajadores quedaron atrapados bajo los escombros y perdieron la vida como consecuencia del hecho. De esta manera, después de varias horas de trabajo levantando maderas, cemento, hierro y hormigón, se pudieron recuperar los cuerpos de Miguel Colarte (30), Ramón Alberto Chamorro (50) y Francisco Paulo Leiva Benítez (62), de nacionalidad paraguaya y con domicilio en la vecina ciudad de Zárate.

La noticia inmediatamente tomó relevancia a nivel nacional, y todos querían saber quién era el responsable. Por su parte la UOCRA de Oscar Villareal, si bien producto de su inspección aseguró que los trabajadores se encontraban contratados de acorde a la legislación laboral, denunció a las autoridades a cargo de la construcción por el delito de negligencia, y por “desaparecer cuando ocurrió el hecho”.

Estas observaciones llevaron a la Justicia a poner el foco sobre varias empresas asociadas con el proyecto: Imetec Ingenieria y Leyco SRL, ambas domiciliadas en Don Torcuato, y Majetek S.A., de Capital Federal, en el marco de una causa caratulada como “triple homicidio culposo y estragos”; en conjunto con ISM Ingeniería y Desarrollos SRL, esta última de carácter local.

La investigación, en manos del fiscal Matías Ferreiros, derivó particularmente hacia dos figuras dentro de tal asociación: Los Arquitectos Carlos Senestrari y Ramiro Mendizábal, ambos vecinos de Campana. Éste último aparecía incluso en el único cartel visible en el predio donde ocurrió el hecho fatal, y al momento de realizarse la demolición de los inmuebles que había previamente en la locación.

Finalmente, en el mes de septiembre del presente 2019, Ramiro Mendizábal recibió, en el contexto de un Juicio Abreviado, una pena de 2 años y medio de prisión en suspenso, 7 años de inhabilitación profesional, 300 horas de servicios ad honorem al Estado y 100 horas de cursos de actualización profesional, “para afianzar sus conocimientos técnicos”. Senestrari, por su parte, iría a juicio oral el año próximo.

Y es de esta forma como se abre un nuevo capítulo en esta historia originada hace ya tres años, recordada hoy por todo Campana como “la Tragedia de la Rocca”.

https://www.campananoticias.com/

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad