Publicado el 23/05/2020 - 07:00 Hs.

Cataluña notifica 632 muertos el mismo día que avanza en la desescalada

La diferencia entre la cifra de muertos de hoy (28.628) y la de ayer (27.940) es de 688. Sin embargo, el número de fallecidos en las últimas 24 horas, según Sanidad, asciende solo a 56. El ministerio dice que este desfase se debe a los problemas de validación de los datos de Cataluña que confirmó solo 3 casos de ayer y 632 de días anteriores

Cataluña consiguió avanzar en la desescalada este viernes. El mismo día que lo hacía la Comunidad de Madrid, después de pedirlo tres veces y con los tribunales de por medio. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunciaba que pasaba a fase 1 Barcelona y las regiones metropolitanas norte y sur. También lo harán a fase 2 las zonas sanitarias Campo de Tarragona, Alto Pirineo y Arán y Las Tierras del Ebro. 

La «incongruencia» del anuncio, palabra literal que usó el propio director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, vino pocas horas después, cuando aportó los datos de la evolución de la epidemia en España. La diferencia entre la cifra de muertos de este viernes (28.628) y la del jueves (27.940) ascendía al escalofriante número de 688. Sin embargo, el número de decesos en las últimas 24 horas, según Sanidad, era de tan solo 56. ¿Cómo era posible? El ministerio señaló que este desfase se debe a que Cataluña notificó ayer 632 muertes que correspondían a días anteriores. 

Esta vez, y contrariamente a otras ocasiones, cuando evita por todos los medios mencionar a las comunidades «afectadas» por algún problema de notificación, Simón disparó directamente hacia Cataluña. «Ha habido algún dato que no encaja y que se tiene que ir corrigiendo. En este caso, está asociado a los datos de Cataluña, que notificó varias centenas de muertos que eran antiguos, y por la razón que fuera, no habían sido ubicados en el día que les correspondía. Finalmente, se notificaron todos esta mañana (por ayer) y una vez que han hecho la verificación se han dado cuenta de que los que tenían fecha de ayer eran únicamente tres». 

Una «zona concreta»

El problema de la validación de datos de Cataluña lleva dos días. Simón ya advirtió de este problema el pasado jueves, cuando no se pudieron proporcionar los datos de positivos por PCR ni de fallecidos de esta comunidad. Esto hizo que las cifras fueran muy bajas: 48 muertos y 344 positivos. Este viernes se resolvió el problema con los fallecidos pero no el de contagios, que subió a 446. Y otra vez, se apuntó a Cataluña. «En los dos últimos días Cataluña está teniendo que validar la información, los datos tienen algunas incongruencias», apuntó Simón. «A día de hoy nos han informado de 150 contagios, es decir, un tercio del total de los nuevos casos en España provienen de esta comunidad». Preguntado por la prensa cómo era posible que pasara de fase con datos tan imprecisos, Simón se escudó diciendo en que la decisión se había tomado antes. «Las decisiones se tomaron con datos del lunes o el día en que se entregó la información -no sé si fue el lunes por la tarde o el martes-, dubitó Simón, y la valoración del cambio de fase se hizo en función de dichos datos. Las dudas que teníamos fueron resueltas y la información extra fue aportada correctamente», dijo el médico. 

Aún así reconoció que dos días consecutivos con desfase «nos han preocupado mucho». «El problema que hemos tenido ayer y hoy nos ha sorprendido. No es baladí que no podamos saber lo que está pasando realmente en Cataluña. Sí sabemos que está asociado a una zona concreta pero nos preocupa porque podría pasar a otras». El director del CCAES fue más allá e hizo una dura advertencia: «Si no se soluciona este problema en los próximos días a nivel más alto se tendrán que llevar a cabo las negociaciones necesarias para garantizar la seguridad de los catalanes y de los españoles». 

¿Esta declaración esconde un posible retroceso? No se sabe. Simón no es proclive a que los territorios den pasos atrás pero ayer quedó claro que si los datos de Cataluña se consolidan, la evolución de la epidemia no parecería estar yendo tan bien como se ha informado las últimas semanas. 

La Generalitat se defiende

El afloramiento de los 632 muertos no contabilizados hasta ahora se explica desde la Generalitat, no por una voluntad de ocultamiento, sino porque se han comunicado al ministerio cuando estos se han podido validar. Del total de muertos reportados, únicamente tres son del último día, según Salud, que no supo explicar por qué estos nuevos casos se han conocido precisamente el mismo día en el que el Gobierno validaba el avance de la comunidad en la desescalada. En esta misma línea, recodaron a ABC que las cifras que se comunican a diario en Cataluña, más completas que las que se remiten al Ministerio de Sanidad y que incluyen casos positivos, sospechosos y fallecimientos declarados por funerarias, entre otros, no ha existido este desfase contable dado que sí se habían contabilizado y comunicado.

En este sentido, desde la Consejería de Salud se añadió que «no hay ninguna zona concreta en Cataluña que indique que la evolución y los datos de la epidemia están evolucionado a peor y de forma diferente a lo esperado».

Incidencia en España

Por otra parte, y en su evaluación diaria, Simón dijo que «todo va hacia adelante, no hay pasos atrás pero hay que ser precavidos porque se han detectado en algunas zonas pequeños brotes reducidos que han implicado temer que tomar acciones muy quirúrgicas que no han tenido ningún impacto real en la evolución de las diferentes provincias y además, una gran parte de esos casos asociados a los brotes habían tenido fecha de inicio de síntomas anteriores y, por lo tanto, el brote en sí era más pequeño de lo que inicialmente podría parecer. En cualquier caso, ningún brote llegaba a la decena», dijo Simón.

El experto dijo que los nuevos casos diagnosticados en España a fecha de ayer en realidad son 33, «con la excepción de Cataluña que no ha dado esa información y no la hemos usado por el problema de validación, y sabemos que en los últimos 7 días (sin contar Cataluña) se han notificado un total en toda España de 135 nuevos casos, lo que nos pone en una situación muy buena». La provincia de mayor incidencia (20/25 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 7 días) es Soria. Teruel ha tenido una incidencia acumulada en los últimos 7 días es de 15 casos «pero se deben a un brote muy concreto en una zona rural y que ha estado controlado y además tenían fecha de inicio de síntomas relativamente antigua». Lo que quiere decir es que los números de casos «van muy bien en España y sabemos que con esta acción más detallada en cuanto a vigilancia, que nos permite detectar los casos antes y reaccionar más rápido, está permitiendo hacer localizadas en puntos muy concretos en los que rápidamente sabemos lo que está pasando». La evolución de la incidencia global en España (15,5 por cada 100.000 habitantes) sigue la misma evolución que hemos estado viendo en estas semanas previas».

En concreto, en los últimos tres periodos de 14 días, del 10 al 23 de abril, la incidencia por 100.000 habitantes era de 102 casos; en el siguiente periodo, es decir, del 24 de abril al 7 de mayo, fue de 40 (es decir, por debajo de la mitad del anterior); y, por último, del 8 al 21 de mayo la incidencia es de 15,6 por ciento, «cerca de un tercio de lo que teníamos en el periodo anterior».

¿Por qué Granada y Málaga se quedan en fase 1?

En cuanto al no avance de Granada y Málaga a la fase 2 como el resto de Andalucía, Simón dijo que «pasaron a fase 1 la semana pasada, llevan una semana, y uno de los criterios para pasar es estar un mínimo de 15 días en cada una de las fases. Las comunidades de Granada y Málaga tiene capacidades para diagnóstico precoz, respuesta rápida, asistencia sanitaria en caso necesario, atención primaria que permita la gestión domiciliaria de los casos y de los contactos y una evolución epidemiológica muy buena como toda Andalucía, pero al no haber estado al menos esos 14 días en fase 1 y al tratar de mantener un criterio homogéneo, deberían estar en la fase 1».

Respecto a una posible reducción de la duración de la fase 1 en la Comunidad de Madrid, Simón insistió «en que el criterio básico es estar 15 días. Sí que es cierto que ese criterio no está grabado a fuego, aunque consideramos que es mejor flexibilizar en fases más avanzadas que en la primera, aunque teniendo claro que el criterio básico son dos semanas. El resto se valorará detalladamente: la evolución de la epidemia, la calidad de la información y sobre todo, se le irá dando el peso adecuado a los diferentes indicadores con criterios que usamos para valorar la posibilidad o no de cambio de fase. Esos criterios van variando en su peso a medida que avanza la epidemia: la situación epidemiológica a nivel global ahora mismo es en general nueva, no va a ser uno de los criterios que vayan a modificar la decisión de cambio de fase; ahora lo que tiene más peso es la capacidad de detección precoz, reacción rápida, el seguimiento de casos por parte de Atención Primaria...es decir, lo que nos va a permitir reaccionar de forma más rápida y localizada», explicó el experto.

En este sentido, Simón añadió que lo ideal sería que ninguna provincia diera un paso atrás «sino ser capaces de trabajar de forma localizada en un territorio muy pequeño».

Efectos secundarios de la hidroxicloroquina

Sobre el estudio de la prestigiosa revista Lancet sobre la hidroxicloroquina en pacientes con Covid-19 y el aumento de la frecuencia de arritmias en los pacientes, Simón dijo que este medicamento «se usa para la prevención y tratamiento de la malaria, pero sabemos que produce muchos efectos secundarios en principio leves en alrededor de un 7 por ciento de las personas que la toman durante periodos largos. Uno de estos efectos secundarios, menor al 7 por ciento, es el de las arritmias, que suelen ser leves. El problema con este medicamento es el tiempo, no creo que si muestra un efecto de reducción del riesgo de infección debamos decir que no se use, pero sí hay que controlar las dosis, del tiempo de su uso y tener cuidado de dárselo a quien no puede tomarlo».

Fuente:abc.es

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad