Publicado el 26/03/2020 - 06:00 Hs.

Crean nuevo proyecto para portar Android a teléfonos iPhone

A más de un usuario de iPhone le podría escandalizar la idea de que haya gente que quiera instalar el sistema operativo de Google, Android, en un teléfono móvil de Apple pero, como se suele decir, hay gente para todo.

 

Y dentro de toda esa gente también hay quienes quieran saltarse los límites existentes en los dispositivos electrónicos para hacer cosas diferentes. En este sentido, David Wang es alguien que ya hace diez años se atrevió a instalar Android en un iPhone 3G.

Explorando los límites del fabricante de los iPhone

No conforme con ello, él, con ayuda de sus compañeros de la empresa en la que trabaja, la empresa emergente de ciberseguridad Corellium, han querido repetir la hazaña bajo el Proyecto Sandcastle, según informa Forbes, para portar Android a teléfonos iPhone.

El nombre del proyecto no es casual, ya que como el equipo del proyecto señala en su web que: «los castillos de arena brindan la oportunidad de crear algo nuevo desde los límites ilimitados de su imaginación. El Proyecto Sandcastle se trata de construir algo nuevo en el silicio de su hardware.»

Por ahora, bajo el Proyecto Sandcastle, Android no es completamente funcional ya que, según señalan, está todavía en fase beta, habiéndose llevado muy pocas pruebas, desconociéndose el impacto que tendrá en la batería, en el rendimiento, u otros componentes.

Especifican que sólo funciona con iPhone 7 y 7+, siendo incompatible con la salida de audio, la conectividad Bluetooth, la cámara y el módem, según un cuadro comparativo, siendo imposible también obtener aplicaciones a través de Google Play.

Por cierto, se trata de un proyecto de código abierto disponible a través de la plataforma GitHub, lo que permitirá sumar nuevos interesados a la iniciativa.

Para el equipo del Proyecto Sandcastle:

Android para iPhone tiene muchas aplicaciones prácticas interesantes, desde investigación forense hasta dispositivos efímeros de arranque dual para combatir el desperdicio electrónico. Nuestro objetivo siempre ha sido impulsar la investigación móvil, y estamos entusiasmados de ver qué construye la comunidad de desarrolladores a partir de esta base.

Evidentemente, a Apple no le hace mucha gracia, donde de hecho, la compañía ya llevo a Corellium ante los tribunales durante el pasado año, argumentando que la empresa emergente de ciberseguridad violó los derechos de autor al crear versiones de software del iPhone para seguridad y pruebas.

Como informa Forbes, el caso dio un giro durante el pasado mes cuando Apple citó al Banco Santander, de España, y al contratista militar y de inteligencia estadounidense L3Harris.

Escrito por: Santiago Girolami

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en