Publicado el 08/03/2017 - 07:00 Hs.

Denuncian otra muerte y más casos de meningitis en la Cárcel de San Nicolás

Tras la muerte por meningitis del interno Diego Díaz y la hospitalización por el mismo cuadro de su compañero de celda, Nicolás Luna, familiares de reclusos aseguran que hay más casos de meningitis en la población que comparte pabellón. “Murió otra persona, y nadie nos dice si fue por meningitis o no”, señaló Jésica, esposa de un interno.

Familiares de reclusos alojados en la Unidad Penal Nº 3 denunciaron más casos de meningitis y una nueva muerte que podría estar vinculada a esta enfermedad. Vale señalar que oficialmente se informó de una única muerte, Diego Armando Díaz, el primer interno en presentar síntomas de haber contraído meningitis. Su compañero de celda, Nicolás Luna, fue hospitalizado con los mismos síntomas, aunque ya habría recibido el alta médica y devuelto a su lugar de encierro, según afirman Florencia y Jésica, familiares de detenidos que ayer visibilizaron el reclamo frente a la Iglesia Catedral. “La infección está dentro del Penal. Ya hay dos muertes, y eso habla por sí solo”, denunció Jésica. 

“Estamos muy preocupadas por las personas que comparten pabellón con quienes fueron diagnosticados con meningitis. Por más que estén alejados del foco de infección, ellos se cruzan todo el tiempo”, señaló Jésica, esposa de un interno. “Lo que estamos reclamando es que se vacune a todas las personas de ese pabellón para prevenir que la meningitis se siga esparciendo”, agregó.

La posibilidad de contraer meningitis no es el único riesgo sanitario, según afirma Florencia. “Hay de todo ahí adentro. También hay tuberculosis. Los internos viven en muy malas condiciones”, denunció Florencia. “Sólo se desinfecta el lugar si los familiares llevan una lavandina. El establecimiento no se hace cargo de la limpieza”, dijo. (Diario El Norte)

 

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad