Publicado el 13/10/2020 - 07:00 Hs.

Dos provincias belgas decretan toque de queda nocturno ante el aumento de casos

La medida empezará a aplicarse en la noche del 13 al 14 de octubre y tendrá una duración inicial de quince días

Las provincias de Brabante Valón y Luxemburgo, ambas de la región belga meridional de Valonia, decretaron hoy un toque de queda nocturno, entre la una y las seis de la madrugada, para frenar el repunte de casos de coronavirus, que ya superan los 4.000 diarios en Bélgica.

La medida empezará a aplicarse en la noche del 13 al 14 de octubre y tendrá una duración inicial de quince días, según informan los medios locales.

En ambas provincias estará prohibido encontrarse en la vía pública durante en esa franja horaria salvo para desplazamientos médicos urgentes, casos de fuerza mayor, asistir a personas vulnerables, ir o volver del lugar de trabajo o en el marco de un viaje al extranjero.

Este lunes se celebró una reunión de concertación entre los gobernadores de las cinco provincias valonas, pero las otras tres (Lieja, Namur y Hainaut) no han optado por aplicar el toque de queda.

Bélgica tiene una incidencia acumulada de 402,5 casos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes en 14 días, lo que le coloca como el segundo país con peores registros de la Unión Europea, sólo superado por República Checa (493,1), según el último boletín del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades.

De acuerdo con datos nacionales, la incidencia es algo menor, de 387 casos, y la media diaria de contagios, que no ha dejado de crecer en los últimos días, se sitúa en los 4.145 diarios.

La República Checa cierra bares, restaurantes y colegios hasta noviembre

El Gobierno de la República Checa decretó este lunes el cierre inmediato de todos los colegios, bares y restaurantes hasta el 3 de noviembre para reducir el nivel de contagios con el coronavirus, informó la cadena pública CT24.

Aunque esta semana había entrado en vigor un paquete de restricciones, que afectaban sobre todo a las escuelas y el sector del ocio, la más reciente subida exponencial de los contagios llevaron al Gobierno checo a endurecer las medidas durante el resto del estado de emergencia, que vence el 3 de noviembre.

”No podemos permitirnos fallar, por lo que este intento tendrá que ser exitoso”, explicó el primer ministro, el magnate liberal populista Andrej Babis.

La República Checa, de 10,7 millones de habitantes y que en la primera fue uno de los países más exitosos en la contención de la pandemia, es ahora el más afectado con casi 500 contagios por 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, por delante de Bélgica (402,5) y España (308,1).

Si bien hasta ahora se realizaba en los colegios un sistema que combinaba enseñanza presencia y a distancia, ahora se ha decidido clausurar todo el sector de educación hasta el 2 de noviembre.

Se clausuran además bares y restaurantes, aunque estos últimos podrán servir comida a través de una ventanilla al exterior, como sucedió durante la primavera, aunque no así los bares.

Se prohíbe consumir alcohol en las calle y el número de personas en un grupo al aire libre no puede superar el número de seis.

EFE, BARCELONA

Fuente:lavanguardia.com

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad