Publicado el 10/04/2020 - 06:45 Hs.

El Gobierno analiza la extensión de la cuarentena mientras pone a punto el sistema de salud

El presidente Alberto Fernández mantiene una reunión con el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Mientras tanto, se trabaja para sumar mas trabajadores, más camas y respiradores.

Cuando faltan aún cuatro días para que termine el aislamiento obligatorio dictado por el Gobierno, Alberto Fernández, el Presidente, y Santiago Cafiero, el Jefe de Gabinete, mantuvieron una reunion en olivos para analizar la segura extensión de la cuarentena para prevenir los contagios de coronavirus.

Ambos analizan informes técnicos del ministerio de Salud y otras carteras sobre los resultados de la medida dispuesta el 20 de marzo y luego prorrogada hasta el domingo 12 de abril. Previamente, Cafiero mantuvo encuentro con sectores del trabajo y la producción, con la UIA, Cámara de Comercio y CGT.

Ayer, Fernández adelantó la continuidad de la cuarentena y advirtió que habrá controles más estrictos en los grandes centros urbanos. “En la Capital y Gran Buenos Aires hay que prepararse para seguir. Estamos muy lejos de la meta”, dijo.

Junto a las medidas de prevención, el Gobierno avanza en la contingencia. Hoy se conoció que el Ministerio de Salud incorporó a más de 15.000 profesionales a los que se los capacita y monitorea a través de un sistema de telemedicina para afrontar el crecimiento de casos de coronavirus, además de una respuesta en términos de infraestructura y equipamiento.

El trabajo se lleva adelante en tres líneas: ampliación de la fuerza de trabajo, capacitación y la supervisión y la democratización del conocimiento. Para eso se prorrogan 3 mil residencias, se adhieren 5 mil egresados de las carreras de salud a los que se aceleran los trámites de habilitación y se adicionan 4 mil voluntarios.

Por otra parte, se anunció la instalación de dos sistemas de salvataje, mediante “botones rojos” disponibles en cada unidad asistencial: el primero sirve para despejar cualquier duda médica con los expertos y el segundo permite a los profesionales mantener diálogos con equipos de salud mental que atiende 24 horas para contener desbordes emocionales.

Eso se complementa con la adición en el corto plazo de 1.500 camas críticas con el objetivo de llegar a unas 2.500. En tanto que para fines de junio se prevé agregar otros 2.500 respiradores, de fabricación nacional e importados de china, a la espera del “pico” de la emfermedad.

Según datos oficiales, Argentina tiene 2.500 camas de terapia intensiva en el sector público y 5.900 en el privado, con lo cual suman 8.400, entre 2 y 3 mil menos de lo que se, calcula, se necesitaría en caso de un “impacto medio” del coronavirus.

https://infocielo.com/

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en