Publicado el 22/11/2020 - 08:06 Hs.

El Gobierno británico anuncia la mayor inversión en el presupuesto militar de los últimos 30 años

Johnson anunciará una nueva agencia dedicada a la Inteligencia Artificial, la creación de una Fuerza Cibernética Nacional y un nuevo «Comando Espacial», cuyo primer objetivo será lanzar «nuestro primer cohete en el 2022»

Boris Johnson anunciará este jueves en la Cámara de los Comunes el mayor programa de inversión en defensa británica desde el final de la Guerra Fría. Así lo adelantaron fuentes del gobierno en un comunicado en el que detallan que el incremento será de 16.500 millones de libras (unos 18.460 millones de euros) en los próximos cuatro años, una cantidad que está incluso por encima de lo prometido por el  Partido Conservador en su programa electoral. De hecho, el Gobierno ya se ha comprometido a aumentar el gasto de defensa en un 0,5% por encima de la inflación, lo que según las previsiones existentes, supone un aumento de caja general de 24.100 millones de libras esterlinas (26.927 millones de euros) durante cuatro años en comparación con el presupuesto del año pasado. Así, el Reino Unido se consolidará como el mayor inversor en defensa de Europa y el segundo más grande de la OTAN.

«He tomado esta decisión en medio de la pandemia porque la defensa del reino debe ser lo primero», explicó el primer ministro, sobre todo porque «la situación internacional es más peligrosa y más intensamente competitiva que en cualquier otro momento desde la Guerra Fría, y el Reino Unido debe ser fiel a su historia y estar junto a sus aliados. Para lograr esto, necesitamos mejorar nuestras capacidades en todos los ámbitos». Johnson añadió que «esta es nuestra oportunidad de transformar nuestras Fuerzas Armadas, reforzar nuestra influencia global, unir y nivelar nuestro país, ser pioneros en nuevas tecnologías y defender a nuestra gente y nuestra forma de vida».

Este plan permitirá, según las fuentes del Ejecutivo, que el Ministerio de Defensa invierta en capacidad militar de última generación, al mismo tiempo que protege a las personas más vulnerables y defiende al conjunto de la población de posibles nuevas amenazas «mientras crea 10.000 puestos de trabajo al año en todo el Reino Unido» en los que se «reflejarán la experiencia y el ingenio de los británicos tanto dentro como fuera de nuestras Fuerzas Armadas, aprovechando las habilidades del Reino Unido en construcción y ciencia, y revitalizando esas industrias en las próximas décadas».

Un nuevo Comando Espacial

Esta decisión llega tras las primeras conclusiones de la Revisión Integrada de la política exterior, de defensa, de desarrollo y de seguridad del Reino Unido. El primer ministro también anunciará una nueva agencia dedicada a la Inteligencia Artificial, la creación de una Fuerza Cibernética Nacional y un nuevo «Comando Espacial», cuyo primer objetivo será lanzar «nuestro primer cohete en el 2022». Esto será posible gracias a una inversión récord de al menos 1.500 millones de libras (1.680 millones de euros), hasta un total de 5.800 millones de libras (6.490 millones de euros) para investigación y desarrollo militar, lo que a su vez «revertirá el declive sistemático en esta área crucial en los últimos treinta años, creando nuevos avances que superan los viejos límites de la logística y van más allá del uso militar, con un gran número de aplicaciones civiles como vehículos autónomos y aviación», aclaró el Gobierno. 

El ministro de Defensa, Ben Wallace, se felicitó por el anuncio, diciendo que «es una excelente noticia para Defensa y nos brinda la certeza financiera que necesitamos para modernizarnos, planificar el futuro y adaptarnos a las amenazas que enfrentamos», además de que «demuestra el reconocimiento por parte del primer ministro de lo importante que es la Defensa para nuestra capacidad de resistencia y  para la reputación del Reino Unido». Wallace agregó que «este acuerdo asegura empleos y medios de vida en el Reino Unido, nos permite invertir en nuestros fantásticos astilleros y en la industria aeroespacial, difundiendo la prosperidad en todos los rincones» del país, y consideró que «el próximo año representa una gran oportunidad para este país, y defensa estará a la vanguardia en la creación de empleos y oportunidades comerciales que nos ayudarán a la reconstrucción después de la pandemia».

El Ejecutivo justificó el aumento del gasto diciendo que las Fuerzas Armadastrabajan ahora más que nunca «en una gama más amplia de áreas» y ponen el ejemplo de su labor durante el brote de Covid-19: «En el transcurso de la pandemia de coronavirus en el Reino Unido, más de 20.000 personas se han puesto a disposición para entregar PPE (equipos de protección), montar instalaciones de pruebas y garantizar que aquellos en las áreas más remotas puedan recibir la atención médica que necesitan». 

Esta inversión permitirá también «utilizar nuestra política exterior para defender sociedades libres y abiertas», y los militares podrán continuar «en primera línea respondiendo a todos los grandes desastres humanitarios internacionales», como han estado en lugares como Líbano tras la explosión en el puerto de Beirut, en los países de Centroamérica devastados por el huracán Eta, y en el transporte de suministros médicos vitales a comunidades que luchan contra el coronavirus en África Occidental y los Territorios de Ultramar del Reino Unido.

El «premier» explicará a los parlamentarios que esta inversión es necesaria porque el desafío actual es enorme, ya que según Downing Street, «nuestras fuerzas de defensa están operando en un mundo que cambia rápidamente» y «desde la Guerra Fría, la amenaza de nuestros adversarios ha ido evolucionando. Nuestras capacidades tradicionales de defensa y disuasión siguen siendo vitales, y nuestras Fuerzas Armadas trabajan todos los días para evitar que el terror llegue a las costas del Reino Unido. Pero nuestros enemigos también operan de formas cada vez más sofisticadas, incluso en el ciberespacio, para promover sus propios intereses». De ahí que sea necesario«operar en todo momento con tecnología de punta y de vanguardia», ya que «en lugar de estar confinados en un campo de batalla lejano, aquellos que buscan dañar a nuestra gente pueden comunicarse a través de los teléfonos móviles en sus bolsillos o los ordenadores en sus hogares». 

Ivannia Salazar/Corresponsal en Londres

Fuente:abc.es

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad