Publicado el 11/08/2016 - 07:00 Hs.

El Ken humano atraviesa su peor momento y les dice basta a las cirugías

Un brasileño, que quería lucir igualito al novio de Barbie gastó cerca de 400 mil dólares en 43 operaciones, pero casi pierde la nariz en el camino.

Su cara es inconfundible. Rodrigo Alves dedicó varios años de su vida para transformar su rostro en el de un famoso personaje. Ojo, no se trata de un actor, un modelo o un consagrado deportista. Nada de eso. Este brasileño quería parecerse a Ken, el muñeco que es el inseparable novio de las míticas Barbies. Para eso, se sometió a 43 cirugías estéticas, que le costaron casi 400 mil dólares. El resultado fue el esperado. Sin embargo, una repentina complicación terminó sepultando su sueño. 

¿Qué le pasó? Rodrigo estuvo al borde de -literalmente- perder su nariz. El tema era que Alves no estaba conforme con la forma de esa parte de su cara, y al poco tiempo de recibir la sexta operación se le formó un agujero. Sí, así como suena. Un día despertó y casi que no tenía más nariz.

El Ken humano salió de inmediato hacia el hospital. Tras examinarlo, los médicos le diagnosticaron que tenía una infección severa producto de las reiteradas cirugías estéticas. "Necrosis", fue la palabra que usaron los doctores. Allí, Alves se dio cuenta de que la fortuna gastada en el quirófano de nada servía. 

La primera decisión que tomó fue asegurar su "valioso" cuerpo en un millón de dólares, en caso de que alguna eventualidad ocurriera. Aunque también hizo una reflexión. "No quiero someterme a esos tratamientos tan agresivos nuevamente”, aseguró. “Hay otras alternativas a la cirugía plástica que funcionan de la misma forma. Pero simplemente no puedo arriesgarme a que lo mismo vuelva a ocurrir”. Hasta acá llegó su obsesión.  (Muy).

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en