Publicado el 23/08/2019 - 07:00 Hs.

El Peronismo y el Rock – parte 2

Rumbo a los 75 años de su aparición en el horizonte político argentino, el Peronismo recobra vigencia y posibilidades de retomar el poder. El rock siempre lo consideró uno de sus temas.

Quedó dicho que el Rock and Rolltiene su fecha fundacional en 1954, y que lo que conocemos como Rock Nacionalse origina en 1965. Por tanto, en lo que fue el primer período de gobierno de Juan Domingo Perónen el poder, con sus dos presidencias entre 1946 y 1955, interrumpida la segunda ese mismo año por un golpe militar, era imposible vincularlos. Perón y el rock, en dicho tramo, no llegaron a conocerse. 

Sin embargo, una insistente versión, aunque casi imposible de confirmar, indica queChuck Berry, el mismísimo padre del rock and roll, habría viajado a la Argentina antes de hacerse conocido en los Estados Unidos, en pleno primer gobierno peronista, y que habría quedado favorablemente impresionado por su figura, por su gobierno y por el país. Y que producto de ello, justo luego del golpe militar de 1955, una de sus canciones más famosas, “Johnny B. Good” (que es un juego de palabras: “Juancito sé buenito”) habría estado inspirada en Perón, hasta tal punto que el título original habría sido “Johnny Perón”, y en su estribillo se oía “Go, go, Juan Perón”. Al momento de ser grabada la discográfica obligó a Berry a cambiar título y letra, y aunque la misma fue una de las más famosas de su repertorio, el ídolo del rock and roll la habría cantado alguna vez con su primera versión del texto. Incomprobable, claro. Pero la leyenda existe. El compañero Chuck Berry y el peronismo. La historia oficial cuenta otra cosa. Que “Johnny” habría sido por el pianista Johnny Johnson, colaborador de Berry en algunas músicas del rocker. Pero la historias oficiales no siempre son confiables.

Años después del citado golpe militar, ya instalado en la siempre visitada Puerta de Hierro, al norte de Madrid, el expresidente se relacionaría con Los Pekenikes, una banda del incipiente rock de España, con quienes simpatizaría rápidamente y a quienes incluso les regalaría una guitarra Fender Stratocaster, de difícil importación en tiempos del franquismo. Allí empezó todo lo que sí es comprobable.

En “El Peronismo y el Rock – parte 1”se expresaron todas las consideraciones necesarias acerca del peronismo como fenómeno político, sus respectivas etapas, los golpes militares, la proscripción, el exilio, sus variantes y vertientes, su folklore, y su innegable vocación de poder. Y cómo ello ha sido atravesado por el rock, especialmente por las generaciones jóvenes que se fueron identificando con un género de transgresión y resistencia, de contracultura y rebeldía, y de denuncia social. Pasaron en este desarrollo Emilio Del Guercio, Billy Bond, Piero, Litto Nebbia, Fito Páez, Ricardo Iorio, Iván Noble y Manuel Quieto, entre otros, como exponentes de una militancia política desde el rock a través de sus canciones. Ahora vamos por más.

Mauricio Birabent(Moris), quien además de disputar la fundación del rock nacional con Litto Nebbia, es un caso emblemático al haber sido colaborador clave en el inicio del rock en español en la propia España. En sus inicios, en pleno Onganiato, compone junto a Pipo Lernoud “Ayer nomás”, que Los Gatos grabaran con versión edulcarada. La letra original decía: “Ayer nomás, en el colegio me enseñaron que este país es grande y tiene libertad. Hoy desperté, y vi mi cama y vi mi cuarto. En este mes no tuve mucho que comer.Ayer nomás, mis familiares me decían que hay que tener dinero para ser feliz. Hoy desperté, y vi mi cama y vi mi cuarto, ya todo es gris y sin sentido, la gente vive sin creer”.Moris, también, con su himno “El Oso”, por estos días para algunos parece haber escrito un texto anticipatorio: “Han pasado cuatro años de esta vida, con el circo recorrí el mundo así. Pero nunca pude olvidarme de todo, de mis bosques, de mis tardes y de mí.En un pueblito alejado, alguien no cerró el candado, era una noche sin luna, y yo dejé la ciudad.Ahora piso yo el suelo de mi bosque, otra vez el verde de la libertad. Estoy viejo, pero las tardes son mías. Vuelvo al bosque, estoy contento de verdad”. Y la contundencia en la referencia al peronismo llegó con “Las Villas de Emergencia”, en la que samplea los acordes de la “Marcha Peronista”.

En 1973, con el inminente regreso definitivo de Perón a la Argentina, Julio Bortnik, el entonces interventor del estatal canal 7, propone al cantor de protesta Miguel Cantiloque componga “La marcha del retorno”, lo que finalmente no sucede. Motivo de la propuesta pudo haber sido cuando Cantilo en “La marcha de la bronca” cantaba: “Con los dos devos en V”. En realidad hacía referencia a un gesto habitual de John Lennon. Pero casi nadie lo sabía.                

Adelantábamos que un caso especialísimo es el grupo marplatense Científicos del Palo. En 2017 presentan la existencialista placa “Justicialista, Vol. 1”. Ya en 2014 editaban “La Histeria Argentina”, y en él incluían canciones como “Cristo o Perón!”, y “La Jefa Espiritual”. Muy reveladora resulta la letrade “El génesis peronista”, que no apela a recursos metafóricos ni tiene vuelo poético, debido a su directa explicitud, narrando el mítico 17 de octubre:“Caminando el pueblo va, de Berisso a la eternidad, en busca de su deidad.Sin prisa ni camisa, van los negros como a misa. El esclavo se organiza.Y ese era el miedo de la patronal: que los obreros se portaran mal. Que no aceptaran su triste final, y combatieran al capital.Vea qué cosa más bonita: se lavan las patas en la plaza los “cabecitas”.La dignidad es el motor, la lucha del trabajador.Logran su excarcelación, de la isla al balcón: ahora es Braden o Perón.Triunfa el General, Liberación Nacional: fin de la era colonial.Toma el Estado lo que es del Estado: el teléfono, el gas, que habían sido robados. Las importaciones se han remplazado, los ferrocarriles y el país encuadrados.Perón no es comunista, no es un dictador, es hijo del pueblo, del pueblo trabajador".

Otro personaje del rock a tener en cuenta por supuestas contradicciones con relación al peronismo es Carlos Indio Solari, quien no obstante “El Tesoro de los Inocentes”, su primer disco solista, se lo dedicara a “La hermosa muchacha de Los Toldos”, pueblo natal de Eva Duarte. Y que sobre la misma también contó haber sido tenido en sus brazos cuando era un bebé. Y que en “La oscuridad” la parafraseó escribiendo “Yo sé. Dejé jirones de mi vida aquí”. Sin embargo, como solista también grabó "Pedía siempre temas en la radio"y aunque nunca fue confirmado y su poética polisémica no ayuda para la interpretación, deslizaba lo que parecía ser una cruel burla sobre Néstor Kirchner: “Y es el pingüino más gil… No, no, sueño con presagios. Una tragedia le quiere montar. Todos la vemos en sus ojos muertos. Muestra su mala señal”. 

Valga la reiteración para afirmar que el rock, cuando se hace oficialista, deja de ser rock. Por su esencia y su mandato fundacional, deberá ser siempre opositor. Rebelarse y resistir. Protestar y denunciar. Es ser combativo y nunca complaciente. Por ello, también escribió capítulos de la historia argentina que incluyen, obviamente, siete décadas de peronismo, con memorables versiones de la Marcha Peronista en clave de heavy metal.

Aunque mucho se ha dicho y hecho en su contra, Peronismo y Rock han tenido una larga vida. Llegaron al siglo XXI. Y esperan por más.

 

Por Ernesto Edwards

    Filósofo y periodista

@FILOROCKER

 

 

 

 

 

 

 

 

Escrito por: Ernesto Edwards

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en