Publicado el 03/08/2020 - 16:30 Hs.

Encontraron un elemento perteneciente a Facundo Astudillo en una comisaría

El perro rastreador utilizado por la policía federal dio con elemento que habría llevado el joven y que además, reconoció su madre. Fue encontrado en un depósito de la comisaría de Teniente Origone.

Un nuevo allanamiento en el marco de la desaparición de Facundo Astudillo Castro dio con un elemento personal del joven y expuso gravemente a la policía bonaerense, debido a que el mismo fue encontrado en una comisaría.

Se trata de la dependencia policial de Teniente Origone, el segundo pueblo desde Pedro Luro, localidad natal del joven y el lugar en donde Facundo partió a dedo el pasado 30 de abril.

El hallazgo fue gracias al perro entrenado, Yatel, y el adiestrador Marcos Herrero, quienes en un nuevo rastrillaje dieron con un depósito que funciona al fondo de la comisaría. Allí, el perro marcó una bolsa transparente: en su interior había un paquete de cigarrillos en estado de descomposición y un elemento de color verde, que fue especialmente apuntado por el can rastreador.

Para su adiestrador, Marcos Herrero, que el perro haya ladrado al menos diez veces y marcara con énfasis esa bolsa, es una prueba “suficiente” como para determinar que el joven de 22 años estuvo allí antes de desaparecer.

"La pericia se repitió en un lugar distinto y el can reaccionó del mismo modo", afirmó Herrero para Clarín. Vale aclarar que el mismo elemento encontrado fue observado por la madre del joven, Cristina Castro, quien lo reconoció.

La mujer lo habría identificado como una especie de souvenir que le había regalado la abuela de Facundo, como un “recuerdo”. El hallazgo complica todavía más a la policía, que hasta entonces había sido separada de la causa y se individualizaron a nueve uniformados que tuvieron contacto con Astudillo, antes de que desaparezca. 

"En esa bolsa putrefacta había un regalo que le había hecho mi mamá a mis hijos, hace más de diez años. Algo que Facundo llevaba en su mochila todo el tiempo", confirmó su madre en declaraciones para un medio local.

"Cuando vi el regalo de mi mamá, casi me muero. ¿Y esta gente me dijo que lo habían dejado seguir?", expresó Cristina Castro, en referencia a la policía bonaerense. 

El elemento encontrado se trata de una sandía de madera que tiene la figura de un animal dentro. La madre del joven desaparecido agregó que -además- tiene una réplica en su casa, pudiendo así determinar que se trata de una pertenencia de su hijo. 

"Los mismos policías me están diciendo que yo me olvidé que ellos tienen familia. ¿Y ellos nunca se acordaron que Facundo también tenía madre, hermanos y una sobrina?", expresó Cristina, respecto a algun tipo de reclamo por parte de alguno de los uniformados complicados. 

Además, la mujer fue crítica del accionar del gobierno de Villarino, quien según ella "le dieron la espalda desde el primer día". "La intendencia de Villarino está escandalizada porque pintamos paredes. Cuando todo esto termine nosotros mismos vamos a ir con la pintura y las vamos a pintar. Pero yo no me olvido que desde la intendencia me dieron la espalda desde el día uno. Recién se acercaron cuando Axel Kicillof me llamó, antes no", remarcó.

Es la segunda vez que el perro rastreador marca “esencia odorífera” del joven en una dependencia policial. La anterior había sido el 22 de julio pasado, cuando “Yatel” señaló al menos dos vehículos que fueron utilizados por miembros de la policía bonaerense.

Uno, el de la oficial Xiomara Flores, quien reconoció haber “levantado” a Facundo en la ruta. Y otro el del oficial Alberto González, uno de los uniformados complicados por la contradicción en sus declaraciones.

LAS PRUEBAS QUE APUNTAN CONTRA LA BONAERENSE

¿Qué dijo cada policía y cuáles son las pruebas que la familia y la Justicia federal tienen para avanzar en el caso?

Mientras dos oficiales declararon haberlo infraccionado a las 10 de la mañana de ese 30 de abrul a la altura de Mayor Buratovich por la violación de las medidas de aislamiento social, la oficial Xiomara Flores –en ese momento de civil- dijo que lo levantó en la ruta a las 12:30 y lo dejó en la siguiente localidad, Teniente Origone.

Allí, el oficial Alberto González, declaró dos versiones completamente distintas: primero dijo que observó que el joven fue levantado por una camioneta Renault Oroch, pero después sostuvo que Facundo siguió su viaje a Bahía Blanca, caminando. Dato importante: este uniformado confirmó que vio a Facundo a la misma hora que la oficial Flores lo había levantado en la localidad anterior.

Además, hay algo que inquieta a la familia del joven: el oficial González se sabía de memoria la dirección a la que se dirigía “Kufa”, como lo apodan sus amigos. 

A todo esto, nadie entiende por qué Facundo –siempre desde la versión policial- no recibió la orden de volver a su casa, si había sido infraccionado previamente. Tampoco coinciden las horas que marcaron los policías, entre un hecho y el otro. Todavía más llamativo es por qué los oficiales declararon esto recién a 50 días de la desaparición.

Otros datos aportan más dudas sobre el accionar policial: la denuncia que realizó la familia recién se hizo efectiva el 5 de mayo, un mes y días después del hecho. Pero hay algo aún más preocupante: tres testigos afirman que vieron cuando Facundo era detenido por la policía, en Mayor Buratovich.

https://infocielo.com/

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad