Publicado el 26/07/2016 - 07:00 Hs.

Era el soldado más feroz y ahora es la chica más tierna

Ryan McLaughlin Integraba un comando estadounidense en Afganistán, pero siempre quiso ser mujer. Dejó de matar para cumplir su sueño.

Ryan McLaughlin ya no es Ryan. Conserva el apellido, pero su actual nombre es Alana. Si te la encontraras en un bar de los Estados Unidos creerias que es una mujer y jamás te imaginarías, que sólo cinco años atrás, combatía y disparaba en tierra afganistana para matar o morir. Aunque quería más lo segundo que lo primero. 

Este ex soldado de las fuerzas especiales es ahora una trans que tuvo una dura batalla interna para aceptar su verdadera identidad sexual. Ella misma dice que se enroló en el ejército "para convertirse en un hombre".Hacia pesas, sacaba músculos, se tatuaba como un gladiador y paseaba en su moto Harley pateando traseros masculinos en los bares más sucios de su país. Era el macho que quería meter miedo.

Alana, que acaba de cumplir 32 años, y se recibió de médica, dice que siempre se sintió mujer, pero que nunca podía transformarse. Para su familia, sus amigos, sus novias y sus camaradas, era hombre.

Ahora Alana se siente liberada. Vive como siempre quiso hacerlo y se instaló en Portland, Oregon. Antes pasó por una operación de cambio de sexo completo, y lo único que desea es encontrar un hombre que la ame como lo que es: una mujer. (Muy)

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en