Publicado el 13/10/2020 - 07:00 Hs.

España/ Video: Abucheos al Gobierno y vivas al Rey en la Fiesta Nacional

Miles de personas con banderas de España gritaron «asesinos», «fuera» y «Sánchez dimisión» desde la plaza de Oriente

Los Reyes, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía han presidido este lunes en el Patio de la Armería del Palacio Real un acto, casi īntimo, de la Fiesta Nacional, reducido a un formato exprés por la pandemia en el que ha faltado hasta la cabra de La Legión. Al acto han asistido todos los miembros del Gobierno excepto la ministra de Exteriores, que se encuentra en Bruselas. Para el vicepresidente Pablo Iglesias, esta ha sido su primera Fiesta Nacional, pues hasta ahora se había negado a asistir. Y lo ha hecho con una mascarilla de la República, mientras que su pareja, la ministra Irene Montero, ha acudido vestida de morado. Tampoco han faltado los otros dos ministros de Podemos, Castells y Garzón.

La ceremonia ha transcurrido con el ruido de fondo de los gritos procedentes de la Plaza de Oriente, donde miles de personas con banderas de España han abucheado al Gobierno y han gritado «Vivas» al Rey y han ovacionado a la Familia Real. También se han oído pitidos contra el Gobierno y gritos de «asesinos», «fuera», «Sánchez dimisión» y «Libertad».

Además de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, han acudido todos los presidentes autonómicos, excepto cinco: los de Cataluña, Pais Vasco, Murcia, Baleares y Aragon. Como es habitual, han asistido el Nuncio de Su Santidad el Papa y el Arzobispo castrense.

Tras el homenaje a la bandera, el Rey ha impuesto condecoraciones a militares y a una guardia civil por su participación en la operación Balmis, cuyo objetivo ha sido luchar contra la pandemia. Después se ha rendido homenaje a los que dieron su vida por España con la solemnidad habitual. Se interpretó «La muerte no es el final» mientras los guardias reales acercaban una corona de laurel con la bandera de España a los pies del mástil donde se había izado la enseña. Cuando terminó el himno fúnebre, se oyó una ovación procedente del exterior, y el Rey se acercó a depositar la corona mientras el capellán castrense rezaba una oración por quienes han dado su vida por España. Toque de oración y emoción en un año con 50.000 españoles menos de los que debería haber. Salvas y los siete aviones de la Patrulla Águila, volando especialmente bajo, tiñeron de rojo y amarillo el cielo azul del Patio de la Armería.

Fue entonces cuando desfilaron los poco más de 500 efectivos que este año han rendido honores en la Fiesta Nacional, con un puesto destacado para la Legión, en su centenario. Pero todo se ha reducido tanto que hasta la cabra de la a Legión se quedó en el cuartel. Los legionarios pusieron el broche final con su espectacular forma de desfilar, pero sin un público que les aplaudiera ni jaleara.

Además de la Guardia Real, de los tres Ejércitos, de la Legión y la Guardia Civil, este año han desfilado como invitados, la Policía Nacional, Protección Civil y Emergencias, Policía Municipal de Madrid y Bomberos. Todos con mascarillas y ni un solo aplauso, porque no había público para hacerlo dentro de la Plaza de la Armería, aunque sí los han recibido cuando han salido a la calle en su retirada, y miles de personas les han ovacionado.

Almudena Martínez-Fornés/Madrid

Fuente:abc.es

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad