Francisco: "No tengo ningún problema con Macri. Es una persona noble"

El Papa niega que haya problemas con el gobierno argentino y rescata la figura del Presidente; relativiza la polémica por la donación de la Casa Rosada a Scholas y dice que no tiene voceros oficiales por fuera del Vaticano
Publicado el 03/07/2016 a las 19:34 Hs.

El ruido y la furia del mundo parecen cesar en Santa Marta. La vida transcurre en un ambiente de serenidad y silencio. Es la casa del Papa. Francisco ingresa en la ya célebre sala de su residencia. Y dice, directo y preciso: "Yo no tengo ningún problema con el presidente Macri. No me gustan los conflictos. Ya me cansé de repetir eso". Sabe que el rumor de una supuesta frialdad entre él y el presidente argentino es el consumo cotidiano del micromundo político en su país. Funcionarios vaticanos buscaron una explicación para ese insistente murmullo. Hay en la Argentina, han concluido, una campaña de prensa y en las redes para desprestigiar al Papa. "Es la única nación del mundo donde el Papa es una figura tan discutida. Y es la nación donde nació Francisco", subrayan.

El Papa no se detiene en los rumores ni en las explicaciones. Se muestra cercano y afectuoso, como siempre desde que nos conocemos, hace casi 20 años. Está mucho más delgado que la última vez que lo vi. Una dieta equilibrada, que no le exige mayores sacrificios, le permitió terminar con el sobrepeso que tenía. Está contento. Un análisis completo de su salud le acaba de confirmar que su estado es excelente. "Los resultados son los de una persona de 40 años", le dijo su médico. Conserva el viejo don de hacerle sentir a su interlocutor que tiene puesta en él su atención exclusiva y excluyente. Nunca se olvida, eso sí, de distinguir con precisión su rol de jefe de Estado cuando habla de otro jefe de Estado. "Macri me parece una persona bien nacida, una persona noble", agrega. Ni una sola palabra sobre sus políticas. Es el límite que debe respetar como jefe de Estado. (http://www.lanacion.com.ar).