Publicado el 20/02/2020 - 06:15 Hs.

Grave denuncia del gremio de ATE: "el Cementerio de Zárate se ha convertido en un verdadero aguantadero donde hay robos, hurtos, destrozos y abandono"

Fernando Pérez, Secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Seccional Zárate, denunció ante la prensa la situación que viven tantos los vecinos como los trabajadores en el Cementerio local.

"El predio se ha convertido en un verdadero aguantadero. Entran a cualquier hora, se suben a los techos y hay indicios de consumo drogas y otros hechos que son una falta de respeto para este lugar donde descansan los seres queridos de muchos zarateños", comenzó Pérez.

"El año pasado los compañeros trabajadores sufrieron dos robos y destrozos en las instalaciones, en lo que va de este 2020 en menos de un mes hubo otros dos hechos en horario nocturno donde se llevaron herramientas de trabajo, una bomba eléctrica, carretillas, palas y hasta del dispenser de agua", aseguró y añadió, "hace más de un año que venimos reclamándole al Ejecutivo que se tomen las medidas de seguridad tanto para nuestros compañeros como para los vecinos que vienen a visitar a sus familiares y son robados en plena luz del día".

"No queremos tener una tragedia y lamentarla después porque estos sujetos pueden andar armados y seguramente lo están, teniendo en cuenta que ya hubo intento de agresiones", denunciaba.

"No hay mantenimiento, los pastizales están muy altos y ese servicio está tercerizado osea no es problema de los trabajadores municipales, pero como no le pagan al contratista no se corta. Hace más de un año que reclamamos un autolelevador porque los ataúdes que tendrían que ser alojados en sobre tercer nivel de nichos están siendo depositados provisoriamente en otro lugar, porque se carece del elemento", aclaraba.

"Este último domingo los trabajadores tuvieron que asistir a una señora muy mayor que había sido atacada por delincunetes en el fondo del predio, vino personal de DPU pero no sirve si vienen tarde y aquí la seguridad se necesita tanto de día como de noche - remarcaba - Después del conflicto de 2016 donde se pidió custodia policial, la solución duró dos meses y hoy la gente casi no viene por temor a visitar sus afectos por miedo".

"Esto es desidia y desinterés por parte de la Municipalidad, desde Servicios Públicos prometieron intervenir y nunca lo hicieron por eso queremos llamar a la reflexión a la Comunidad que de todo lo que ocurre el trabajador municipal no es el culpable, aunque siempre sea el que tiene dar la cara al vecino. Las autoridades son las que tienen que tomar cartas en el asunto porque esto es urgente y no es nuevo", concluyó.

http://www.enlacecritico.com/

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad