Publicado el 10/04/2020 - 07:45 Hs.

Italia cierra por decreto sus puertos pero Lampedusa está en alarma por la llegada de pateras

La nave Alan Kurdi de una ONG alemana, con 150 inmigrantes, pide desembarcar, pero el Gobierno responde que se debe responsabilizar Alemania

Italia ha cerrado a cal y canto sus puertos por el coronavirus. Después de años de polémicas, el gobierno italiano no permite atracar a barcos extranjeros. Ningún inmigrante será acogido en Italia, salvo que se encuentre en peligro en la zona SAR (Servicio de Salvamento y Rescate), área que no coincide con las aguas territoriales. La medida, aprobada por decreto ley, se mantendrá al menos hasta el 31 de julio, fecha en que también por decreto se fijó la duración de la emergencia en Italia. El gobierno italiano considera que, a causa de la emergencia sanitaria por el coronavirus, los puertos italianos no son seguros, adaptados para acoger y proteger a quienes se embarcan en las costas norteafricanas para llegar a Italia. 

Concretamente, el decreto del gobierno explica: «Los puertos italianos no aseguran los necesarios requisitos para la definición de puerto seguro, en virtud de lo que está previsto en la Convención de Hamburgo sobre el salvamento marítimo». Considera el gobierno italiano que su decreto está inspirado en los principios de tutela de la salud de los pasajeros de los barcos y de la igualdad de tratamiento de los ciudadanos italianos a los que las actuales ordenanzas impiden los desplazamientos de una ciudad a otra. 

En definitiva, el cierre de los puertos italianos es ya una realidad para todas las ONG que salvan inmigrantes en el mar. Una nave cargada de inmigrantes se ha topado ya con el decreto. Se trata de la 

Alan Kurdi, de una ONG alemana, con unas 150 personas rescatadas cerca de Libia. Ha pedido a Italia permiso para llegar a uno de sus puertos. El ministerio de Infraestructuras y Transportes (MIT)se lo ha negado, subrayando «la imposibilidad de garantizar puertos seguros a barcos con bandera extranjera». El MIT ha pedido a Alemania, por ser el Estado bandera de la Alan Kurdi, que se asuma la responsabilidad de toda la actividad de la nave en el mar, incluida la de ofrecerle un puerto seguro. 

Emergencia en Lampedusa 

La buenas condiciones del mar están empujando a muchos inmigrantes a escapar de la guerra de Libia para embarcarse con destino a Italia. Algunas pateras han llegado en los últimos días a la isla de Lampedusa, creando una situación de emergencia. En dos días han llegado casi 200 inmigrantes. Algunos han sido trasladados a Agrigento (Sicilia). El alcalde de Lampedusa, Totò Martello, ha dado la voz de alarma porque el centro de acogida de la isla está saturado y tiene dificultad para aislar y poner en cuarentena a los inmigrantes. Entre los isleños cunde la exasperación. Protestan porque temen que la continuidad de los desembarcos podría poner en peligro sus vidas ante el riesgo de la difusión del coronavirus. Martello ha pedido al gobierno que «una nave italiana de acogida» se sitúe frente al puerto de Lampedusa para recibir a los inmigrantes y evitar que lleguen a la isla, donde, según el alcalde, ya no hay espacio para acogerlos.

Fuente:abc.es

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad