Publicado el 03/08/2016 - 07:05 Hs.

Le prohibieron usar pañuelos en la cabeza y va a trabajar disfrazada de súper héroe

June Rivas encontró una original forma de protestar contra el código de vestimenta que inventó su jefa. Y ahora ya es ídola de grandes y de chicos.

Elegir la ropa para ir a trabajar puede ser una tarea complicada. Excepto para aquellos que pueden vestir de traje y les alcanza con cambiar el color de la corbata cada día, claro. Pero no todos tienen esta posibilidad, y a eso se suma que pocas empresas tienen un código de vestimenta que circunscriba las opciones. En esos casos, la mera opinión de los jefes es suficiente para decidir qué ponerse y qué no. Y ahí es cuando el ingenio de los empleados puede ser útil para imponer gustos personales. Un claro ejemplo es el caso de June J. Rivas, una norteamericana que tomó una medida sorprendente.

Resulta que a esta mujer, que vive y trabaja en Chicago, le gustaba utilizar el pelo atado con un pañuelo étnico enrollado en su cabeza. Nada raro, son gustos. Sin embargo, a su jefa no le parecía correcto. El tema era que no tenía una razón válida para prohibírselo.

Según explicó la propia June en su cuenta de Facebook, la única exigencia que existía hasta entonces era acudir “limpio y ordenado” al puesto de trabajo, algo que cumplía como puede verse en la mayoría de las fotos. Así que puso una queja de acoso contra su jefa por las restricciones.  (Muy).

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en