Publicado el 12/07/2019 - 07:13 Hs.

Los '60, Inglaterra y el rock

La década del '60 propició en Gran Bretaña una revolución cultural caracterizada por su antiautoritarismo y su voluntad de cambio, expresado en el rock, a través de tres bandas fundamentales.

Frente a una generación de adultos que les daban bienestar material pero también una excesiva e innecesaria rigidez moral, esa juventud británica sesentista fue influenciada por el poeta maldito Arthur Rimbaud, los bluseros negros norteamericanos, la generación beat de artistas e intelectuales como Henry Miller, Hemingway, Malraux, Baudelaire, y por ideólogos de izquierda como Marx, Marcuse, Trotzki y Mao, cuando ese mundo occidental no era un modelo de triunfo, tras dos guerras mundiales, Corea, Indochina, Argelia, Vietnam, y los misiles de Cuba. El originario rock and roll yanqui ya había resignado sus banderas inaugurales ante la tentación del gran negocio, y los jóvenes inconformistas de entonces se daban cuenta, y por tanto no se identificaban mayoritariamente con su música. Ello anticipaba que este movimiento contracultural estaba dejando de definirse en estrictos términos de compases musicales para transformarse en una cuestión de actitud.

Apenas comenzados los '60, cruzando el Atlántico, surge en la portuaria Liverpool una banda que cambiaría la historia de la música y del pensamiento, dando origen a una diversidad de estilos, escuelas y movimientos de rock, abordando disímiles temáticas que sintetizaron los hechos musicales, sociales, políticos y económicos de su época, que había puesto en lo material la meta de todo. Su actitud rebelde y su insatisfacción movieron a esa generación a embanderarse con una ideología subyacente que todavía no especulaba con discriminar entre el rock y el pop, y a inclinarse subyugados hacia estos irreverentes músicos que se proclamaban “más populares que Jesucristo”, afirmación que era estrictamente cierta, aunque demasiado transgresora para la época. La meca de la música joven en Liverpool era estar en el Cavern Club, con un ruidoso The Beatlesque tocaba covers y los primeros temas de Lennon y McCartney. Todo lo que sucedió después, entre la grabación de su primer LP oficial (“Please please me”), hasta su separación definitiva y pública, en abril de 1970, dejando ese inalcanzable salto cualitativo que fue la grabación del disco más importante del siglo XX: “La Banda de corazones solitarios del Sargento Pepper”, con legendarias giras mundiales, testimoniadas en cientos de discos piratas que contenían cada una de sus presentaciones o aquellas tomas alternativas que eran descartadas a la hora de editar cada álbum, fue la confirmación del advenimiento de una beatlemanía que no conoció fronteras.

Al mismo tiempo, también en Inglaterra, se completa la primera formación de otra banda que provocó por primera vez que se comenzara a diferenciar entre el pop y el rock, como si hubiera un abismo entre ambos géneros, diferenciados y confrontando a través de la actitud y el compromiso. Y con su fidelidad al blues, conservando el pulso del rock, y buscando suscitar la reacción de la juventud con sus textos violentamente críticos, equívocos y eróticos, los Rolling Stonesse crearon una reputación de rebeldes irrecuperables, al punto de expresar públicamente su compasión por el ángel caído, en momentos en que la decadencia del rock norteamericano ya era inocultable. En sus inicios, al igual que The Beatles, los Rolling también interpretaban covers de Chuck Berry. Justo quienes serían la única banda de la historia con más de ciencuenta y cinco años de vigencia. En los '60, sobre la base creativa de Jagger y Richards, comenzaban a consolidarse. Ya en el presente, siguen explotando la imagen provocadora e inconformista de lo que fue la juventud de esos años. Y a partir del rock, esperaron muy poco para darse cuenta de lo difícil que es conseguir un poco de “Satisfacción”: “No puedo obtener satisfacción. Y trato. Y lo intento. Y no lo consigo”. Todo ello cambiaría, porque el tiempo los mostró como una expresión del rock entregándose al gran negocio, con sus letras intrascendentes y obvias. Pero ya a nadie le importaría. 

En la misma década, cuatro amigos londinenses, sin conocimiento musical o instrumental ni riguroso ni importante, forman un grupo de rock atraídos por la exuberancia artística de los negros, asimilando la energía del blues y el rock and roll y una marcada tendencia hacia la violencia, en la que más allá del mensaje pesimista y escéptico de sus temas, fueron los primeros en destacarse por despedazar sus instrumentos frente al público, proponiendo, simplemente: “tómennos o déjennos”. La banda The Who, integrada por Pete Townshend, Keith Moon, Roger Daltrey y John Entwistle tuvo, entre éxitos y fracasos, una discontinua trayectoria. Ellos marcaron a toda una generación, iniciando irrepetiblemente el ensayo de ópera-rock formulado en un álbum conceptual, como “Tommy”, y “Quadrophenia”, pocos años después, los que constituyeron marcados picos creativos. En el '65 editan “My generation”, himno de la juventud de su tiempo, en el que exponen “Espero morirme antes que hacerme viejo hablando sobre mi generación. ¿Por qué no se mueren todos? No traten de interpretarnos. Limítense a hablar sobre mi generación”,dejando una particular cosmovisión propia de filósofos existencialistas que saben que la vida es hoy, y que podemos estar muertos al minuto siguiente.

La emblemática década del ’60, rompiendo paradigmas, impulsó, desde Inglaterra, que también otros grupos tales comoTheAnimals, Prokol Harum, The Moody Blues, Cream, Deep Purple y el auspicioso surgimiento de Yes, Pink Floyd y Led Zeppelin formaran parte de su valioso legado. Ya no era rock and roll. Lo que hacían era rock, con sus diversos y numerosos subgéneros, y estaban intentando cambiar el mundo a partir de sus canciones. Había llegado el momento. Y ya nada podría detenerlos.

 

Por Ernesto Edwards

Filósofo y periodista

FILOROCKER

Escrito por: Ernesto Edwards

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en