Publicado el 13/09/2020 - 08:20 Hs.

Maduro anuncia la captura de un «espía estadounidense» en Venezuela

El líder chavista asegura que tiene «todas las pruebas» sobre un supuesto espionaje en las refinerías de Amuay y Cardón

Nicolás Maduro anunció la detención de un supuesto espía norteamericano en el estado Falcón, al noreste de Venezuela, en las cercanías de las refinerías Amuay y Cardón, dos de las seis que se encuentran en el país sudamericano. Así lo informó el mandatario venezolano en una arenga por el canal estatal VTV la noche del viernes, y aseguró que se trata de un marine que habría prestado sus servicios en bases de la CIA en Irak. El hombre portaba, según el régimen, «armamento pesado» y «especializado», tenía una «gran cantidad de dólares en efectivo, y con otros elementos» que han pasado directamente al Ministerio Público.

«Ha sido capturado este espía. Fue detectado este plan, desmontado este plan y estamos activados al 100% para garantizar la seguridad física de nuestras instalaciones estratégicas, nuestras instalaciones petroleras», dijo Maduro. Dos días antes, el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami denunció «un plan para ocasionar una explosión en la refinería de El Palito», ubicada en el estado Carabobo (centro) y una de las más grandes del país, y que coincidió con las alertas de una humareda que hicieron los pobladores de Puerto Cabello vía Twitter. Para esos días, El Palito había presentado una avería en una de las válvulas de la planta de craqueo catalítico, encargada de la producción de gasolina, de acuerdo con reportes de los trabajadores a medios locales. 

Para el chavismo, esto no es más que «una guerra de venganza del imperio gringo contra Venezuela» con el que pretende que el país caribeño no produzca los derivados del petróleo. Del mismo modo, han responsabilizado a las sanciones de Donald Trump por la crisis petrolera. Sin embargo, este discurso ha sido impugnado por expertos que aseguran que el chavismo es el único responsable de haber saqueado la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y de la reciénte escasez de combustible en el país que se registra por segunda vez en lo que va de año, tres meses después de que Irán surtiera a Venezuela con 1,5 millones de barriles de gasolina y paliara la primera escasez. 

En plena emergencia, las costas venezolanas también han sufrido un severo derrame de crudo que ha amenazado el ecosistema del país. El régimen se ha mantenido en silencio, mientras distintas organizaciones y ambientalistas denuncian por doquier el desastre que inició hace semanas por una fuga de petróleo en El Palito, y que rápidamente alcanzó áreas protegidas y reservas de fauna silvestre. El derrame es considerado como la mayor fuga de hidrocarburos sobre el mar del país en dos décadas.

Venezuela, que es uno de los países con las mayores reservas de petroleras en el mundo, producía más de tres millones de barriles por día cuando llegó Hugo Chávez al poder en 1999, y ahora produce entre 330.000 y 400.000, según estimaciones particulares, debido a que Pdvsa no ha reportado informes oficiales desde hace un tiempo.

Ymarú Rojas

Fuente:abc.es

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad