Publicado el 10/05/2016 - 08:34 Hs.

Misterioso naufragio frente a Santa Cruz de un barco lleno de oro

Un barco chileno que transportaba cerca de siete toneladas de oro y plata, extraídas de una mina santacruceña, fue sorprendido por una brutal tormenta en el estrecho de Magallanes y se hundió con su preciada carga, valuada en varias decenas de millones de dólares. Ahora yace a 80 metros de profundidad.

El hecho ocurrió el 16 de enero, pero sólo tuvo trascendencia pública en las últimas horas, al confirmarse el cargamento que llevaba el barco, el pesquero Polar Mist.

Aquel día, la tripulación fue rescatada sana y salva por un helicóptero de la Armada Argentina y el buque fue abandonado con los motores encendidos para que agotara el combustible y disminuyeran los riesgos de contaminación. Pero horas después, cuando un barco chileno intentaba remolcarlo sin autorización argentina, el Polar Mist se hundió, en extrañas circunstancias, en el Mar Argentino.

Es una historia en la que no faltan las suspicacias y las dudas sobre la existencia actual de la carga del barco y las razones por las cuales el remolcador Beagle, de bandera chilena, intentaba llevarse el barco sin autorización demostrable.

Hoy el barco se encuentra a 40 km de la costa argentina entre el puerto de Punta Loyola y el faro de cabo Vírgenes bajo la atenta custodia de la Prefectura Argentina, por orden del Juzgado Federal de Río Gallegos, y nadie puede acercarse al barco sin autorización.

"El barco llevaba un cargamento de 6900 kg de una producción del yacimiento Cerro Vanguardia, de los cuales el 10% era de oro y el 90%, de plata", confirmó a LA NACION Miguel Ferro, presidente de Fomicruz (Fomento Minero de Santa Cruz), la empresa estatal que tiene 7,5% en la participación accionaria del yacimiento. Por razones de seguridad e indicaciones de la empresa aseguradora, Ferro explicó que no se podía decir cuál era el importe asegurado.

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad