Publicado el 13/08/2019 - 12:00 Hs.

Más de 400 rescatados esperan en el Mediterráneo un puerto de destino

El Ocean Viking navega ya sobrecargado. Según la agencia Afp, presente a bordo, en condiciones óptimas no debería de transportar más de 200 pasajeros

Mientras el Open Arms permanecía ayer por undécimo día en alta mar, entre el sudeste de la isla italiana de Lampedusa y sudoeste de Malta, en espera de un puerto, el otro buque de salvamento activo ahora mismo en el Mediterráneo central, el Ocean Viking , de las oenegés SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras realizaba en la mañana de ayer su tercer rescate desde el pasado viernes. Tras recibir el aviso de un avión de reconocimiento, las lanchas recogieron a 81 hombres a la deriva sobre una balsa neumática sumamente precaria a 60 millas náuticas (unos 110 kilómetros) de la costa de Libia. La mayoría de los rescatados de ayer son sudaneses, que se suman a los senegaleses y marfileños que ya estaban a bordo. Según un médico de MSF, muchos de ellos muestran heridas consecuencia de haber sufrido torturas en Libia.

El Ocean Viking navega ya sobrecargado. Según la agencia Afp, presente a bordo, en condiciones óptimas no debería de transportar más de 200 pasajeros. Ya son 251. Sin embargo, el coordinador de SOS Méditerranée, Nicholas Romaniuk, decidió permanecer en la zona de rescate, ya se espera que puedan aparecer más balsas y pateras. El motivo es simple: las buenas condiciones de la mar en estos días y el hecho de que se esté celebrando la festividad mayor del calendario musulmán, el Aid el Adha –la fiesta del cordero o del sacrificio–, por lo cual los guardacostas libios, a los cuales la Unión Europea encomendó ocuparse del asunto, no están precisamente activos. “Somos los únicos presentes en la zona –dijo Romaniuk–. Los guardacostas libios ni responden” a la radio.

EL ‘OCEAN VIKING’ SE QUEDA

La buena mar en la zona y la ausencia de los guardacostas libios hace esperar más pateras

Médicos Sin Fronteras señaló en un comunicado que si bien “se han iniciado contactos con las autoridades marítimas que coordinan los rescates en esta área, lo que es seguro es que MSF nunca devolverá a estas personas a Libia”. “Los gobiernos europeos deben asumir su obligación legal y moral y poner en marcha un mecanismo de respuesta y desembarco seguro que incluya la reubicación en la UE de los inmigrantes y refugiados”, según Raquel González, responsable de relaciones externas de MSF.

El Open Arms, con 160 rescatados, recibió ayer tarde autorización para evacuar a tres personas por motivos de salud. Se trata de dos mujeres, una con neumonía y la otra con antecedentes de tumor cerebral, y un hombre con tuberculosis. Las mujeres debían ser recogidas por un helicóptero y llevadas a Malta, y se esperaba que el hombre fuera trasladado a Italia en una embarcación.

En alta mar

Malta e Italia aceptan acoger a tres personas del ‘Open Arms’ por motivos de salud

El fundador de Open Arms, Òscar Camps, insistía ayer en el deterioro de las condiciones a bordo y decía a la emisora RAC1 que “la estabilidad emocional” del centenar largo de personas “empieza a ser difícil”, y añadía que “nos veremos obligados a entrar a puerto por motivos humanitarios, con todas las trabas administrativas y judiciales que pueda comportar”.

Pero una iniciativa tal tendría serias consecuencias, tanto para el barco, que sería confiscado, como para la organización y el pasaje. Fuentes de la oenegé matizaron más tarde el comentario de Camps: “Nuestra obligación es cuidar a los rescatados y resistir. Entrar en un puerto sin permiso por motivos humanitarios sería el último cartucho, jamás pondremos en peligro la vida de las personas a bordo”. Hoy se espera que el velero Astral, con un equipo de psicólogos a bordo, alcance el Open Arms para prestar apoyo.

Fuente:lavanguardia.com

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad