Publicado el 15/10/2020 - 07:00 Hs.

Portugal decreta el estado de calamidad ante la subida de contagios de Covid-19

El país pasa así a apretar las medidas restrictivas, aunque todavía no es obligatorio el uso de mascarilla al aire libre

La pandemia del coronavirus se agrava en Portugal hasta el punto de que se ha batido el récord de contagios diarios con una cifra de 2.072. Todas las alarmas han saltado y el primer ministro, Antonio Costa, ha decretado de forma inmediata el estado de calamidad para que entrara en vigor a las 0.00 horas de este jueves 15 de octubre.

El país pasa así a apretar las medidas restrictivas, aunque todavía no es obligatorio el uso de mascarilla al aire libre. Eso sí, el Gobierno socialista prepara ya la pertinente proposición de ley en la Asamblea de la República con el fin de imponerla de manera taxativa. Es, por tanto, una iniciativa destinada a ponerse en práctica por norma en los próximos días.

El número de muertes también comienza a dispararse, pues sube a 2.117, cuando esta cifra arrancó la semana incluso con el primer dígito vigente. Así las cosas, los pacientes internados rondan ya los 1.000, de los cuales 135 permanecen en cuidados intensivos.

La región que circunda Lisboa ya no es la franja donde más crecen las infecciones, ya que la zona norte (alrededor de Oporto) ha incrementado su ratio hasta el 48,3%

Evitar la tragedia

Nada extraño, por tanto, que intente atajarse la progresión si no quiere asistirse al otro lado de la frontera a una catástrofe sanitaria que, hasta ahora, parecía cosa de los vecinos españoles. 

Con carácter urgente, dejan de estar autorizadas las reuniones de más de cinco personas en la vía pública, una cantidad también a tener en cuenta de cara a los restaurantes y centros comerciales. 

Dado que el 75% de los últimos contagios se ha producido por la celebración de bodas y bautizos, estas ceremonias pasan a tener un tope de 50 invitados. Más drástico es el recorte en el ámbito académico, en vista de que las fiestas y las actividades de carácter no lectivo o científico quedan vetadas en las escuelas, institutos y universidades.

Además, Portugal endurece las multas para quien no respete las nuevas reglas en aplicación: hasta 10.000 euros en el caso de las consideradas «personas colectivas», es decir, restaurantes y establecimientos comerciales.

400 brotes activos

Tras constatarse que el termómetro sanitario se pone en números rojos, el Ministerio luso de Sanidad ha hecho público que los brotes activos a lo largo del país se acercan a los 400.

«La enfermedad aún no ha desaparecido y nos va a poner ante una prueba todavía más difícil», ha declarado la ministra del ramo, Marta Temido. Unas palabras anteriores a su predicción a corto plazo: «Lo peor todavía está por venir. Según los modelos matemáticos, la dolencia va a mostrar una tendencia a agravarse en los próximos días».

Es en este contexto que el país lusitano se halla bajo los efectos de un fuerte impacto: el provocado  por el positivo de Cristiano Ronaldo, verdadero héroe nacional, que fue trasladado a Italia en un avión-ambulancia privado y debe encerrarse en su lujoso domicilio de Turín durante las dos semanas venideras.

En cuanto a la tasa de letalidad que afecta al territorio portugués, continúa en niveles muy bajos ya que totaliza un 2,3% de los casos registrados de norte a sur.

Francisco Chacón/Corresponsal en Lisboa

Fuente:abc.es

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad