Publicado el 13/09/2018 - 10:40 Hs.

San Pedro: Preocupación por el futuro del Hogar María A. de Gomendio

Las versiones de un posible cierre está latente y están haciendo todas las gestiones para evitarlo. El Organismo de la Niñez de la Pcia. ya está en conocimiento de la situación.

Si bien ha tenido inconvenientes económicos en otros momentos "nunca tan crítico como ahora", comenta una colaboradora de la Institución. Hace meses que no están recibiendo la ayuda económica y se está haciendo difícil su sostenimiento. En este sentido, ya se redujo personal y gastos que tiene la entidad que alberga a 26 niños y niñas que tienen entre 1 y 17 años. Mientras que 40 concurren al hogar de día. "Se está hablando a todos, a la Provincia varios intentos, pero ninguna respuesta. Sabemos que Desarrollo Humano del municipio está también preocupado por esta situación pero tampoco ha podido parece tener respuesta", comentó. 

Todos coinciden en que el momento que atraviesa el Hogar "es muy grave". Y se preguntan:¿Adónde van a ir a parar todos los chicos y chicas que viven ahí si se cierra. Son todos casos judicializados y ese lugar los contiene. Porque tienen actividades, comen, se visten, tienen la contención y ayuda de profesionales. Que vamos hacer con ellos?". Hay mucho dolor e impotencia en el grupo de jóvenes que voluntariamente colaboran y con adultos que también lo hace desinteresadamente "solo por amor al Hogar", como manifestaron.

Norte Bonaerense, pudo saber luego que desde el municipio se ha tomado intervención entregando un informe al Organismo Provincial de Niñez, quienes otorgan becas a los niñas que viven en el lugar. Es desde la Provincia quienes están manteniendo un diálogo con el obispado y la congregación, en lo que sostienen es un conflcto interno de la Iglesia. De todos modos, manifestaron estar buscando otras posibilidades, sino se logra un acuerdo, aunque reconocen que es el mejor lugar que pueden tener para seguir con la asistencia y contención.

La hermana Mónica es la única que ha quedado a cargo, se siente sobrepasada y preocupada por lo que está pasando.

Por lo pronto, están buscando alternativas como la Kermese del Domingo, que les permitirá un poco de ingreso de dinero.  "Pero es un paliativo, porque con esto no se resuelve el problema", dijeron quienes están trabajando en la organización.

Ojalá puedan encontrar una salida que les permita seguir funcionando y el único camino es el dinero, sostienen. "Sino lamentablemente cerrará sus puertas, porque ya no da para más. No entiendo como no piensan en la función que cumple el lugar y estaría provocando un serio problema si nos dan la espalda", sostuvo la mujer.

 

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad