Publicado el 31/03/2019 - 07:00 Hs.

Sigue el escándalos de los falsos médicos en el sur santafesino y norte bonaerense

Continúa el escándalo de los médicos truchos dice La Capital en su edición del sábado. Tras el primer caso, se conoció que otro hombre fue denunciado por el Ministerio de Salud de Santa Fe por haberse hecho pasar por médico sin tener la matrícula habilitante y se quitó la vida, dijeron fuentes de la investigación. Sin haber sido profesional, prestó servicios en Oliveros, Ricardone e Ibarlucea, dice la acusación. El caso se desprende de otra denuncia contra quien se presentaba como el director del centro de salud que depende de la Comuna de Oliveros.

Uno de los acusados como falso médico, identificado como Esteban Martínez Rossi, de 41 años, se quitó la vida de un disparo el pasado miércoles, según confirmó Fiscalía. Intervinieron la comisaria 10ª de barrio Alberdi y la Policía de Investigaciones de Rosario. Se secuestró el arma de fuego utilizada y se hallaron tres cartas que el acusado habría dejado.

La denuncia la había realizado el Ministerio de Salud de Santa Fe. En la presentación, asentada el viernes pasado, se anunció que el número de matrícula que Rossi utilizaba podría no corresponderle. La causa está en manos de la Fiscalía de Rosario y se presume que se cerrará tras la muerte del presunto falso médico.

En relación con el otro acusado, Maximiliano E., desde octubre de 2016 y hasta febrero de 2019 estuvo prestando tareas como médico en el efector de salud comunal de Oliveros y ahora deberá responder ante la Justicia. Según la denuncia, tampoco tenía matrícula habilitada por Colegio de Médicos alguno, por lo cual será acusado por ejercicio ilegal de la medicina.

En ese sentido, las fuentes señalaron que el número de matrícula que utilizó Maximiliano E. es el 23.129, que pertenece a Axel Federico Rukavina, según datos aportados por el Colegio de Médicos de Santa Fe.

El caso se encuentra en manos de la fiscal Raquel Almada, quien confirmó que el propio Maximiliano E. se hizo presente en el Ministerio Público de la Acusación para ponerse a disposición de la Justicia.

Actualmente, la fiscal continúa con la investigación tomando pruebas sobre lo denunciado, y adelantó que en abril será la primera audiencia imputativa contra el supuesto médico.

En Colón y la región

Una investigación de El Faro descubrió  de hace un año atrás que la falsa médica que actuaba en nuestra ciudad estaba siendo investigada   por una denuncia de una Clínica privada de Venado Tuerto, pero  atendió en Colón y El Arbolito.  Usaba el nombre de Natalia C. y que atendía como una verdadera médica que identificaremos como Begonia C. En Colón se conchabó como empleada en una empresa de traslado de enfermos (Ambulancias). Siempre  muy simpática y accesible llevaba enfermos de la tercera edad al Hospital Municipal “Eduardo Morgan” o iba a los accidentes viales. Nadie chequeo sus títulos.

La falsa galena, tiene  34 años de edad, hija de un visitador médico y atendió desde el año 2013 en localidades del sur de Santa Fe, incluido Wheelwright, El Arbolito y Colón. En las primeras determinaciones tomadas por la Justicia y a través de pericias se comprobó que tenía problemas sicológicos. La acusación está a cargo del  Fiscal Dr. Mauro Blanco de la Unidad Fiscal Nº2 de Venado Tuerto.

El funcionario confirmó  que la falsa médica ejerció en consultorios privados y clínicas de Firmat, Chabas, Wheelwright, Venado Tuerto, Chacabuco, Bolivar,  El Arbolito y Colón.  En la mayoría de los casos en efectores públicos. La mujer se hacía pasar por una verdadera médica  y que además era  familiar. El padre que reside en la provincia de Córdoba señaló que tendría una patología psiquiátrica y  en el año 2008, se habría hecho pasar por otra persona. En aquella oportunidad fue sometida a una junta médica y declarada inimputable.

La mujer sufre de bipolaridad aguda, rastros de esquizofrenia y paranoia y según las pericias no puede comprender la criminalidad de los hechos. La Justicia determino su inmediata internación en una Clínica

Cabe destacar que son centenares los pacientes atendidos en cinco años. El grave incidente puso en riesgo de vida a muchos pacientes y debe señalar los controles que deben ejercer las autoridades.

Al  ser descubierta y realizarle la Justicia  un estudio  siquiatrico  de rutina, previo a la imputación por el delito del ejercicio ilegal de medicina, se determinó que es inimputable. El Juez de Primera Instancia  Benjamin Revori, ordenó que se derive la causa al Fuero Civil. La acusada usurpó el título de una médica de otra localidad, Begonia Paredes y atendió por lo menos 30 pacientes y por orden de la Justicia está en libertad pero internada en el Hospital de Venado Tuerto para su tratamiento psiquiátrico.”Había trabajado en un par de nosocomios locales (de Venado Tuerto), también en la localidad de Firmat, de Chabas, Chacabuco y Provincia de Buenos Aires”, comentó Blanco y agregó: “Casi siempre se desempeñaba en emergencias” como en Colón (aca no hubo denuncias a pesar de saber a través del tiempo su condición .

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Localidad