Travis Birds, la madrileña que va de Drexler y Onda Vaga a Manu Chao

La cantautora lanzó recientemente su segundo disco “La Costa de los Mosquitos” y le aseguró a Télam que cree que este era su trabajo "más maduro".
Publicado el 08/04/2021 a las 06:06 Hs.


La cantautora española Travis Birds, que lanzó recientemente su segundo disco “La Costa de los Mosquitos”, donde pone en evidencia su gusto por las canciones honestas y desnudas con una marcada influencia de Manu Chao, Jorge Drexler, Onda Vaga y Kevin Johansen, aseguró a Télam que creía que este era su trabajo "más maduro".

Birds editó en 2016 su primer disco y más adelante la canción “Coyotes”, que fue elegida como cabecera de la serie española "El Embarcadero" y que hizo que el talento de la artista llegara a un público más numeroso y al que se le sumó la celebrada versión que hizo de “19 días y 500 noches” junto a Benjamín Prado como homenaje a Joaquín Sabina.
Travis contó a Télam el proceso de su segundo disco y su gusto por la fusión de estilos de toda Iberoamérica.

Télam: Tenías 19 años cuando editaste tu primer disco, ¿qué sentías que querías decir y qué es lo que contás en este nuevo disco?

Travis Birds: Con 19 años tenía que limitarme un poco a lo que era capaz de hacer con el poco tiempo que llevaba tocando la guitarra, entonces tenía muchas aspiraciones emocionalmente hablando y las canciones estaban muy basadas en historias de valentías y romper el hándicap que suponía empezar tan tarde. Me inspiraba mucho en personajes que hablasen de valentía, ese primer disco va muy en esa onda, en contar historias de muchas cosas pero que tienen el hilo conductor de valentía y de sobreponerse a la situación. A día de hoy ya después de haber estudiado la carrera y haberme podido formar mucho más tanto vocalmente como con el instrumento compositivamente me encuentro mucho más cómoda componiendo un estilo en el que me siento más representada. Es más maduro y quizás también es más abstracto y a la vez más folclórico, es como que me voy encontrando que puedo ir evolucionando con la voz. La diferencia la vería en eso, en la clarificación del viaje.

T: ¿A qué te referís con aquellas situaciones de valentía? ¿Quisiste emparentarte con la lucha feminista?

TB: Eso es algo que tengo presente todo el tiempo pero que forma más parte de mi persona que dedicarme a hacer una canción protesta. Está implícito en mi mensaje como muchas otras cosas. Sobre todo habla de romper prejuicios y reconocerse de verdad sin etiquetas, sin limitarse a lo que parece que tiene que ser todo. Para mí ese momento está marcado por lo que yo pensaba que yo tenía que ser y lo que el mundo me lanzaba que tenía que ser y la lucha contra eso para tratar de encontrarme. Me decían que tenía muchos pájaros en la cabeza y a ver si me dedicaba a hacer algo productivo. Fue esa burla irónica para salir a romper con todo eso y hacer lo que uno realmente quiere hacer.

T: Tu música tiene esa cuestión acústica, el olor a madera de la guitarra y valvular en los equipos. ¿Fue el folclore de tus padres o la herencia española de cantautores y cantautoras?

TB:- Un poco el folklore, sobre todo el latinoamericano, lo descubrí por el cine. Me empezó a gustar Almodóvar, que usa mucho folclore latinoamericano de cantautores de hace mil años que era una cosa que me llegaba muchísimo. Canciones de Simón Díaz, Chavela Vargas o Los Panchos era algo que conectaba mucho y lo descubrí desde el cine. Y del folklore español, me marcó mucho Camarón, no siendo un género que yo haga pero sí lo increíblemente inspirador que me resulta. Luego gente actualmente que me inspira muchísimo; Jorge Drexler es un pilar para mí. Lleva un recorrido y una carrera envidiable y es uno de mis referentes a la hora de dirigir lo que hago.

T: ¿También Manu Chao?

TB: Manu Chao me encanta. Por eso me cuesta hablar de referencias, dices una y te dejas muchas. Al final todo lo que tiene de mestizo o que suena a tierra me encanta si está bien hecha. Ahora hace varios años vengo escuchando Onda Vaga y vamos a meter una colaboración de allí en el nuevo disco, que no la puedo develar pero tengo muchas ganas de que las sepáis. Y me encanta Kevin Johansen.

https://www.telam.com.ar/