Publicado el 11/05/2016 - 08:27 Hs.

¿Tu mamá mezcla nombres de hijos, sobrinos y mascotas? Tranquilo, es totalmente normal

No es culpa de la edad, ni del despiste, ni de preferencias. Es simplemente la arquitectura del cerebro.

Para todo hay una explicación científica, incluso para esas cosas cotidianas que ya ni nos preguntamos por qué son como son. Madres, tías y abuelas confunden los nombres de hijos, sobrinos, nietos e incluso suelen sumar en el listado a las mascotas de la familia. 
¿Quieren más a un hijo que al otro? ¿Están cansadas? ¿Tienen problemas de memoria? Definitivamente no.
 Los investigadores de Duke University aseguran que confundir los nombres es un error cognitivo común, que tiene que ver con la manera en que almacenamos la información en el cerebro. 
No es un error al azar. Cuando confundimos los nombres de los seres más queridos lo hacemos entre sí. No se nos ocurre un nombre cualquiera. Esto es porque el cerebro almacena la información en forma agrupada, como las "carpetas" de la computadora. En un sector "archivamos" los nombres de los seres más queridos, en otro los amigos, etc.​
Las personas que tienden a confundirse con los nombres, generalmente siguen ciertos patrones. Cuando alguien llama a otra persona por el nombre equivocado, lo hace reemplazando el nombre por el de alguien que es parte del mismo grupo social.
“Es un error cognitivo que solemos cometer, el cual revela que consideramos a ésa persona como parte de nuestro grupo de afectos”, explicó David Rubin, profesor de psicología y neurociencia en la Universidad de Duke. La mascota de la familia entra en el mismo grupo. (TN)

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en