Publicado el 14/11/2016 - 08:16 Hs.

Un joven que estaba de visita en San Pedro fue asesinado tras una riña en un boliche

Se trata de una persona de 25 años, oriundo de Ramos Mejía. Se investiga lo ocurrido, se desconoce aún, donde se produjo la herida de arma blanca que le causó la muerte al joven. Otros amigos también resultaron heridos.

El violento episodio, sucedió en el boliche que se encuentra ubicado en Mitre 1120 denominado "Napole".
Todo comenzó cuando se produjo un enfrentamiento en el interior del lugar.
La circunstancia aún no están del todo claras, lo que se sabe es que como consecuencia de la riña, las personas encargadas de la seguridad, expulsaron fuera del lugar a todos los involucrados en el hecho.
La pelea habrían continuado fuera del local.
Lo cierto es que un joven de 25 años, oriundo de Ramos Mejía, identificado como Pedro Hernán Caballero, fue derivado en un auto particular a la Guardia con una grave herida de arma blanca. A pesar de los esfuerzos de los médicos no pudieron salvarle la vida. La muerte se produjo cerca de las 6.30.
Asimismo, según se pudo establecer, hay dos heridos más, amigos del fallecido.

Lucas uno de los jóvenes que se vio envuelto en la situación dijo, relató en parte lo que había ocurrido: “Estábamos en el boliche y vinieron dos pibes, peleamos, yo salgo afuera nos sacaron los patovicas cuando salgo afuera me pongo a pelear, me doy vuelta mi amigo estaba tirado en el piso todo sangrado”. Y agregó: “No sé cómo pasó, no se quien lo hizo”. “Agarré la camioneta, lo traje al Hospital y ahora me dijeron que falleció”.

En cuanto al inicio de la trifulca, señaló: “Estábamos nosotros bailando, nos empujaron y así comenzó la pelea, ni discutimos. Me tiraron una piña, la esquivé, le pegué y me sacaron los patovicas afuera”.

Consultado acerca de dónde cree que se produjo la agresión que le costara a su amigo: “Yo creo que fue en el interior del boliche, salieron de adentro cortados”.

Por su parte, otro integrante del grupo de amigos sostuvo que “baldearon afuera del boliche” para ocultar el rastro de sangre. “Nosotros lo vimos”, afirmó.

“Eran al menos cinco pero nosotros no los salimos a correr, nosotros nos preocupamos por nuestro amigo. Lo cargamos en la camioneta”, dijo sobre los agresores.

 

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad