Publicado el 01/11/2016 - 07:00 Hs.

Una mujer se casó con el desconocido que le donó su hígado

Heather estaba al borde de la muerte y Chris se ofreció desinteresadamente. Después de la operación nació el amor.

Amores perros. Amores indignos. Amores locos. Amores maravillosos. Amores impensados. Amores generosos. En los últimos tres rubros puede ser incluido el de Heather Krueger y Chris Dempsey. Ahora son marido y mujer, pero la historia previa es fascinante.

Ambos viven en Frankfort, Illinois, Estados Unidos. A pesar de ser un pueblo de menos de 18.000 habitantes, Heather y Chris nunca se habían cruzado en su vida. Hasta el 2014.

En ese maldito año para Heather, le diagnosticaron una enfermedad hepática avanzada. Tenía un año de vida si no encontraba un donante compatible. Pero en cuestión de órganos no es ir a un súper y meter dos en el changuito. 

Toda la familia de la chica entró en la búsqueda de un donante. Uno de sus primos llegó a su trabajo y comentó la historia. Un compañero del primo de Heather se conmovió con el relato. Le dijo al primo de la chica que daría el primer paso: hacerse los estudios para ver si era compatible. Y le pidió que no le dijera nada a la chica para no crearle falsas ilusiones. Ese hombre era Chris Dempsey, un ex marine.

Chris se hizo las pruebas. Los resultados fueron concluyentes: su hígado era compatible. Si era generoso podía salvar la vida de Heather. Le dijo a su compañero de trabajo que  le iba a donar su órgano a la chica. A cambio de nada. Ni siquiera pidió una foto para verla. (Muy)

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en