Publicado el 10/10/2019 - 06:20 Hs.

Vidal exhibe su perfil político y pretende fortificar su relación con la UCR bonaerense

La gobernadora y candidata a la reelección de Juntos por el Cambio María Eugenia Vidal por primera vez pisó la vieja casona radical donde funciona el comité central de la UCR bonaerense que conduce su compañero de fórmula, Daniel Salvador.

Se trató de una visita programada “para la dirigencia”, según explicaron los organizadores; para “fortalecer los lazos políticos” entre ella y el variopinto colectivo de dirigentes que formalmente integran el partido, aunque al tratarse de la provincia, tal vez sea uno de los reductos institucionales más condescendientes con la mandataria y referente del PRO.

Ambos dirigentes, Salvador y Vidal, dieron “larga vida” a la alianza que mutó de Cambiemos en Juntos por el Cambio, también señalaron que desde la Coalición Cívica se hace su aporte, aunque no había allí referentes de esa fuerza. Salvador reiteró una vez más que la UCR de la provincia se considera parte del gobierno y resaltó dos elementos fundamentales que constituyeron la gestión de estos tres años y medio: “honestidad y eficacia”.

Vidal, por su parte, recordó que desde sus inicios, allá por el 2013, fueron los intendentes radicales los que la hicieron sentirse “como en casa” en la provincia, al igual que “hoy acá”, dijo, como para empezar.

La primera mandataria llegó con la sola compañía de su Jefe de Gabinete Federico Salvai y el secretario general de la Gobernación, Fabián Perechodnik, dos consejeros políticos a los que es raro encontrar en el mismo lugar.

La visita de Vidal al partido radical se enmarca dentro de un cambio importante que operó en la forma de relacionarse de la mandataria tras la derrota en las primarias, ahora forma parte de su agenda realizar reuniones políticas con la dirigencia, en este caso fue con los radicales.

No obstante, el discurso fue “tribunero”, pues se trataba de un encuentro abierto, el gesto fue de “unidad” independientemente del resultado de agosto, algo que resulta toda una quimera futurista.

Vidal aseguró que “las PASO nos dieron un mensaje. No podemos perdernos la oportunidad, a partir de ese mensaje, de ser mejores. Esta campaña es sobre todo ir a decirle a cada bonaerense que queremos escuchar y corregir”.

Después de recordar todos los años que tiene el Partido radical y resaltar la “persistencia”, la gobernadora Vidal sostuvo: “cuando me dicen que dar vuelta la elección es imposible yo les digo que acá estamos los expertos en imposibles”, y agregó “nosotros cumplimos con la palabra empeñada en 2015, ahora tenemos que ir por el gobierno del trabajo y de la tranquilidad de llegar a fin de mes: les pido que no bajen los brazos”.

De esta forma la conducción de la UCR de la provincia de Buenos Aires y la gobernadora y candidata ataron una vez más su suerte e imaginan un futuro común, claro que habrá un dato duro que influirá de manera determinante: el resultado electoral.

Al margen del triunfo o la derrota, el resultado que obtenga la fórmula bonaerense de Juntos por el Cambio, dirá si efectivamente Vidal y Salvador siguen conduciendo el denominado “acuerdo” que es un “proyecto de país”, según hoy se dijo.

https://infocielo.com/

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Localidad