Publicado el 01/11/2016 - 07:00 Hs.

Wonder, la pingüina a la que le hicieron un traje de neoprene

Vive en un parque de Orlando y tuvieron que ayudarla al advertir que estaba perdiendo sus plumas. Hoy está calentita y es furor.

Wonder no salta fuera del agua, no se detiene a sacarse fotos con los chicos y su aspecto, la verdad, tampoco es imponente. Sin embargo, con sus 40 centímetros ya logró convertirse en una de las principales atracciones de SeaWorld, el parque acuático ubicado en Orlando, Estados Unidos. Y el motivo es simple: tras perder gran parte de sus plumas, esta pingüina luce un traje de neoprene, parecido al que utilizan los buzos, que le confeccionaron especialmente.

Sí, Wonder se hizo famosa y, lógico, se transformó en uno de los animalitos más coquetos del lugar. Todo, claro, muy a su pesar. Es que la pérdida de su plumaje complicó su salud. Y fue por eso que al ver que ya había dejado de relacionarse con sus pares y que sufría las bajas temperaturas, los veterinarios idearon la manera de ayudarlo. Aunque no lo hicieron solos: necesitaron pedirle una mano a la gente de vestuario. Y el resultado fue un éxito.

La pérdida de plumas en los pingüino adelaida o pygoscelis adeliae (la especie a la que pertenece Wonder) es algo que también sufren en su hábitat natural. Y el primer problema es que no pueden regular la temperatura del cuerpo. Un dato: las plumas son especiales, cortas, anchas y hay cerca de 100 por cada 3 centímetros. Y obviamente actúan de aislantes frente al agua y el hielo.

Es por eso que no había otra posibilidad que abrigar a Wonder. El riesgo estaba en la adaptación del animal a su nueva pilcha. Pero no hubo problemas. Es más, los huéspedes que actualmente visitan el pabellón donde se reproduce La Antártida: El imperio del pingüino, pueden reconocer al instante a la pequeña. (Muy)

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en